A 75 años de la liberación de Auschwitz; los sobrevivientes piden al mundo que no olvide

Los rusos liberaron a los prisioneros el 27 de enero de 1945
(Imagen: Pixabay)

En enero de 1945, y  el fuego ardía en Auschwitz-Birkenau. No en los crematorios donde, en el apogeo de las operaciones del campo de concentración y exterminio nazi, un promedio de 6,000 judíos fueron gaseados e incinerados cada día, ya que esos que habían sido destruidos por orden de oficiales que preparaban la evacuación. Esta vez, los nazis habían incendiado las posesiones saqueadas de sus prisioneros.

Los incendios se prolongaron durante días mientras el ejército soviético avanzaba por Polonia, los nazis querían desmantelar sus máquinas de muerte. Finalmente se logró la liberación de los prisioneros y a 75 años de esos hechos, los sobrevivientes nos piden que nunca olvidemos.

También te recomendamos: ¿Los nazis eran de izquierda?

¿Qué era Auschwitz?

El extenso complejo de 40 campamentos que conocemos como Auschwitz era un campo de concentración construido en Polonia por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.  Era el más grande de todos los campos de concentración construidos por el régimen encabezado por Hitler. Se caracterizó por la brutalidad y el horror que experimentaron las personas que fueron trasladadas hasta ahí. Con una eficacia escalofriante, los arquitectos del Holocausto organizaron procesos de deportación, detención, experimentación, esclavitud y asesinato. Entre 1940 y 1945, aproximadamente 1.1 millones de judíos, polacos, romaníes, prisioneros de guerra soviéticos y otros fueron asesinados en los campos de Auschwitz.

El método más común para matar a los prisioneros eran las cámaras de gas. Los que no murieron gaseados, terminaron por fallecer de hambre, agotamiento, enfermedad, ejecuciones individuales o palizas. Otros fueron asesinados durante los experimentos médicos.

(Imagen: Pixabay)

¿Qué pasó tras la liberación de los prisioneros?

Cuando las fuerzas soviéticas se acercaron al complejo de campos de Auschwitz, las SS comenzaron a evacuar Auschwitz y sus campos satélite. Cerca de 60 mil prisioneros fueron forzados a marchar hacia el oeste desde el sistema de campos de Auschwitz. Miles habían sido asesinados en los campos en los días previos a que comenzaran estas marchas de la muerte. Decenas de miles de prisioneros, en su mayoría judíos, se vieron obligados a marchar a la ciudad de Wodzislaw en Polonia. Los guardias de las SS dispararon a cualquiera que se quedara atrás o no pudiera continuar. Los presos también sufrieron el clima frío, el hambre y la exposición en estas marchas. Más de 15 mil murieron durante las marchas de la muerte de Auschwitz. El 27 de enero de 1945, el ejército soviético ingresó a Auschwitz y liberó a más de 7 mil prisioneros restantes, la mayoría enfermos y moribundos.

Los soviéticos convirtieron Auschwitz en una prisión de alemanes, mientras trataban de ayudar a los sobrevivientes para que pudieran rehacer sus vidas, ya fuera atendiendo sus necesidades médicas, enviando cartas a sus familiares o simplemente haciéndoles entender que eran libres, que el terror había acabado.

A 75 años de Auschwitz

Este 27 de enero de 2020, cientos de sobrevivientes del Holocausto se han unido a delegados de gobiernos mundiales en  Auschwitz, para conmemorar los 75 años de su liberación y clamar que no se olvide lo que ocurrió en se lugar y en otros tantos campos de concentración.

“Algunas personas están muy interesadas en el Holocausto, pero no lo suficiente. Incluso hoy, mucha gente no sabe acerca de … Nosotros [los sobrevivientes], solo unos pocos siguen vivos y ya son tantos negadores “, dijo una de las sobrevivientes, Lily Ebert, a The Guardian. “El legado es muy importante. ¿Por qué estoy contando mi historia? La gente debería saber que algo así nunca debería volver a suceder. Que los humanos pueden y están dispuestos a hacerle eso a otros seres humanos.”

(Imagen: Pixabay)

Por su parte, el presidente de Polonia, Andrezj Duda expresó:

“Las personas fueron vistas como ovejas para ser sacrificadas. En ningún otro lugar se llevó a cabo el exterminio de manera similar. Era una fábrica muerte.

“La verdad sobre el Holocausto no debe morir. Tengo el privilegio y el honor de renovar la obligación de Polonia … de nutrir el recuerdo y proteger la verdad sobre lo que sucedió aquí”. (Vïa: DW)

Ebert dijo que había al menos una cosa que quiere dejarle a todos aquellos dispuesto a escuchar lo que tiene que decir sobre Auschwitz y el Holocausto: “Tenemos que ser tolerantes entre nosotros. Si alguien es diferente a nosotros, no significa que seamos mejores o peores. No importa cuál sea nuestro color de piel, nacionalidad o religión. Una cosa que debemos recordar es que con todos los seres humanos, nuestra sangre es roja. Cuando nos cortas, duele.” (Vía: The Guardian)

Con información de The Guardian