¡Ya viene el gran remate de libros: serán diez días en el Monumento a la Revolución!

El gran remate de libros se celebrará en el Monumento a la Revolución del 12 al 21 de julio
La sede del gran remate de libros será en el Monumento a la Revolución

Ni en el Auditorio ni en Los Pinos, el gran remate de libros cambió de sede y ahora será en el Monumento a la Revolución. 

Del 12 al 21 de julio, el Monumento a la Revolución se convertirá en una vendimia que recibirá la edición décimo tercera del gran remate de libros. Con más de 240 expositores y hasta 700 editoriales, podrás comprar libros con descuentos de 50% y hasta 80%. El horario es de 11 a 19 horas, pero también habrá ventas nocturnas.

Además se ofrecerán más de 200 actividades culturales que incluirán charlas, talleres, cuentacuentos y hasta pequeños conciertos.

El gran remate generalmente se realizaba en el Auditorio Nacional, pero con sus remodelaciones, el espacio ha reducido. Se eligió el Monumento a la Revolución porque tiene una ubicación más céntrica y ofrece más opciones de acceso. (Vía: Chilango)

A la par se estarán celebrando en la CDMX los Diálogos de Verano, Fiesta de las Ciencias y Humanidades, del 9 al 21 de julio. Éstos tienen la intención de debatir sobre los problemas y desafíos del ámbito global y regional a los que se enfrenta la CDMX.

El Plan Nacional de Lectura que se lanzó en enero por el gobierno federal incluye, justamente, mayor acceso a los libros. Se busca realizar ediciones más económicas y crear una nueva serie de libros llamada “Vientos del pueblo”. Esto con la intención de lograr que las editoriales privadas se vean forzadas, también, a bajar el precio de sus publicaciones.

La estrategia se basa en tres ejes: formativo, persuasivo y material. El formativo busca implementar hábitos de lectura desde edad temprana, con ayuda de la SEP, el Conacyt y las bibliotecas nacionales; el material busca asegurar disponibilidad y acceso a los libros, con ayuda del Fondo de Cultura Económica, STC Metro, el Inapam, el Congreso de la Unión y la Secretaría de Cultura; el persuasivo busca resignificar la lectura en el imaginario colectivo, con ayuda del canal 14, el IMER, canal 11, Radio Educación y Capital 21. (Vía: Animal Político)

Sin embargo, con los constantes recortes y ataques a la cultura, los mismos ejes que propuso el presidente se ven amenazados. El formativo por las huelgas que ha tenido la Biblioteca Vasconcelos, el material porque las becas que posibilitan la creación artística se encuentran en peligro y el persuasivo por el recorte de presupuesto con el que amenazaron al IMER.

Es irónico que el gobierno federal fomente la cultura al tiempo que la amenaza. ¿Habrá un acceso a los libros, pero una falta de autores?