¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Mujeres indígenas que lucharon contra la Colonia

Todas estas luchadoras han sido relegadas por la historia, pues han sido puestas como personajes secundarios en comparación con los hombres
Las mujeres indígenas lucharon contra la colonia. Imagen: Especial

Aunque en la mayoría de libros no se hable de las mujeres que lucharon o escribieron la historia, ellas están presentes y en muchos de los casos fueron las protagonistas principales y no los personajes secundarios que se cree que son.

A pesar de que se cree que quien gana las batallas es quien tiene derecho a narrar la historia, eso no es completamente cierto. Miles de mujeres que han sido parte de grandes momentos históricos han sido relegadas por quienes han escrito cómo fueron las cosas.

¿Quienes lo han hecho? En su mayoría hombres y esos mismos personajes que han contado o escrito la historia han dejado minimizado el aporte de las mujeres a las independencias americanas.

Y no sólo mujeres en general, sino mujeres indígenas. Ellas, son las más relegadas de la historia y las menos conocidas por sus logros, luchas e importancia no sólo histórica, también socio-cultural en la lucha contra la colonia.

Bartolina Sisa: nacida el 25 de agosto de 1750, esta mujer fue nombrada virreina por los rebeldes y comandó un sector del ejército indio en Pampajasi debido a su lucha por la liberación de su pueblo, “El Alto” en Chacaltaya. Fue apresada por el ejército español el 2 de julio de 1782 y destinada a morir siendo arrastrada por un caballo.

Mujer que luchó por la liberación de los indígenas contra los españoles. Imagen: Especial

Gregoria Apaza: nacida en Ayo Ayo, Bolivia, esta mujer fue una revolucionaria aymara que lideró una rebelión indíogena contra el dominio español en El Alto, Perú. Dirigía las batallas, orientaba los  campamentos y administraba los bienes. Logró la conquista de Valle Peceño en Sorata y murió ejecutada junto con su cuñada el 5 de septiembre de 1782 tras haber sido apresada por las tropas españolas.

Mujer luchadora en contra de la explotación y violencia contra indígenas. Imagen: Especial

Micaela Bastidas: nació el 23 de junio de 1744 en Tamburco, Abancay. Fue una mujer reconocida por su lucha por la Emancipación de Perú y por su importante papel como líder de operaciones militares en el Cusco. Murió ahorcada el 18 de mayo de 1781; fue descuartizada junto con su marido Túpac Amaru.

Bastida fue percursora de la independencia hispanoamericana. Imagen: Especial

Juana Arzuduy: nacida el 12 de julio de 1780 en Chuquisaca, esta mujer luchó por la liberación de la población indígena y mestiza de Perú. Tomó las armas contra la sociedad que negaba la vida política a las mujeres. Dirigía un batallón llamado “Las Amazonas” y fue nombrada por Simón Bolivar como una ‘heroína’. Murió el 25 de mayo de 1862; fue enterrada en una fosa común.

Mujer indígena que dirigió guerrillas y fue nombrada coronela por sus méritos. Imagen: Especial

Kurusa Llawi: esta mujer nació en 1740 en Ayllu, Bolivia. Encabezó rebeliones contra los españoles por la liberación de los indígenas. Formó regimientos indios en el norte de su país y fue perseguida hasta ser apresada y luego sentenciada a muerte.

Isidora Katari: nació en Macha, Bolivia. Fue una mujer que lucho por la liberación de los indígenas contra los españoles. Combatió en Macha y en San Pedro de Buena Vista y fue perseguida hasta ser apresada en abril de 1782 junto con 28 rebeldes. La condenaron a la horca.

María Lupiza: fue una mujer líder que desde muy joven decidió mantenerse siempre soltera y luchó por la independencia de los indígenas en Bolivia junto a Túpac Katari. Fue apresada por los españoles cuando huía de Azángaro el 9 de noviembre de 1781.

Mujeres indígenas lucharon contra la colonia. Imagen: Especial

Tomasina Silvestre: nació en Macha, Bolivia. Luchó por la liberación de los indígenas y se consideraba que era más valiente que cualquier hombre para combatir contra los españoles. Luego de ser capturada, fue condenada a la horca y le cortaron la lengua.

Manuela Tito Condori: nació en Pitumarca, perteneció a los levantamientos de lucha por la libertad de los indígenas contra los españoles y fue condenada al destierro por el virrey Agustín de Jáuregui el 17 de julio de 1783.

Tomasa Tito Condemayta: nacida en Acomayo, al sur del Cusco, Perú en 1750, esta mujer lucho contra la explotación de la que eran víctimas los indígenas. Se le recuerda por la victoria que logró con su batallón de mujeres en Puente de Pilpinto. Sin embargo, también fue capturada por los españoles y murió estrangulada un 18 de mayo de 1781.

Las mujeres indígenas han sido relegadas por la historia. Imagen: Especial

Todas ellas son tan sólo unas cuantas de todas las mujeres que han sido parte de la historia, que lucharon, sufrieron, crearon y dejaron su rastro en ella. Aunque el sexo masculino las haya relegado a ser sólo un agregado de la historia, ellas son más que eso: son protagonistas y líderes de la misma.

Un “era la esposa de”, “compañera de”, “luchó junto a su marido” o “acompañaba en la lucha a su esposo” no son las frases que las describen ni los hechos que las definen. Estas mujeres dieron todo de ellas en sus batallas por cada uno de sus ideales u objetivos; incluso dieron la vida.

Con seguridad, aunque la historia las haya dejado como un papel secundario en la historia de la lucha, no lo son. Ellas son recordadas y conmemoradas por ser quienes fueron: mujeres líderes que fueron mucho más allá de los límites que se establecieron para ellas desde siempre sólo por ser mujeres.

Con una historia escrita por hombres y acostumbrada a dejar de lado la importancia de la mujer, qué mejor que dar honor a quien honor merece en este Día Internacional de la Mujer Indígena.