Los presidentes mejor conectados: la importancia de la innovación tecnológica

Las nuevas tecnologías no solo han transformado nuestra vida cotidiana, sino que también lo han hecho en las formas de gobernar y hacer política, es decir, en los mecanismos en que los gobernantes y gobernados se relacionan y comunican.

En ese sentido, el uso de estas tecnologías se ha vuelto cada vez más indispensable, tanto para los políticos, como para los ciudadanos, ya que generan comunicaciones más directas con la ciudadanía, cosa que no tienen medios tradicionales como la televisión o el radio.

Por ejemplo, pensemos en los ciudadanos que canalizan sus demandas vía Twitter o Facebook directamente con las dependencias del gobierno o con sus responsables; o por el contrario, en los políticos y funcionarios que utilizan estos medios para transmitir información sobre sus distintas actividades o incluso sobre su cotidianidad.

De hecho, este giro hacia las redes y el uso de las nuevas tecnologías vino con la nueva oleada de presidentes jóvenes de la última década, entre los cuales están: Justin Trudeau de Canadá, Barack Obama de Estados Unidos y Emmanuel Macron de Francia, por mencionar solo algunos.

Estos mandatarios jóvenes entendieron no sólo que las nuevas tecnologías les permiten acercarse a la ciudadanía y comunicar de forma distinta sus acciones, sino que estas al mismo tiempo son una palanca de desarrollo en las comunidades, de ahí que apoyen políticas como el acceso a la tecnología y al internet.

Estos mandatarios utilizaron y utilizan las redes como medio de comunicación directa con los gobernados, por ejemplo, Obama hizo un livestream de Facebook antes de presentar su informe ante el Congreso, con la finalidad de conversar con los usuarios sobre su discurso. (Vía: NYT)

Otro ejemplo es el de Emmanuel Macron quien prácticamente registra todas sus actividades vía Facebook, Twitter e Instagram, de hecho, en todas sus plataformas invita a los usuarios a suscribirse a su canal de Youtube para que den seguimiento a sus actividades de manera más detallada.

En México, el uso de redes y tecnologías en la política y el gobierno cada vez es más utilizada, aunque sigue siendo limitado ya que se presentan contenidos con formatos parecidos a los de spots de televisión, nada en vivo, nada de interacción directa, un ambiente controlado en internet.

De hecho, los temas relacionados al acceso y uso de las nuevas tecnologías no están presentes en la agenda del gobierno. Salvo el caso de Ricardo Anaya, esta agenda tampoco está presente en las propuestas de los candidatos a la presidencia.  

Esto resulta preocupante ya que al parecer el tema de la innovación tecnológica como palanca de desarrollo sigue estando fuera del radar de la mayoría de los aspirantes a la presidencia, quienes al parecer siguen concibiendo la política y la economía desde ideas del pasado.