¿Por qué siguen ocurriendo ‘incidentes’ como el derrumbe de Artz Pedregal?

¿Quién es el responsable de los constantes accidentes, derrumbes y tragedias en las construcciones de la Ciudad de México: es el problema de sus suelos, de la falta de supervisión, de la corrupción, de arquitectos e ingenieros irresponsables o de leyes poco confiables? Si buscamos meter a alguien a la cárcel por las pérdidas humanas y materiales, no será fácil señalar solo a uno; si lo que se quiere es que deje de ocurrir, habría que tener en cuenta todo.

Alrededor de las 11:30 de la mañana, una sección de la plaza comercial Artz Pedregal se derrumbó. Afortunadamente, según la Procuraduría General de Justicia de la CDMX, no se registraron ni víctimas ni heridos. El desarrollo del megaproyecto, por la firma de arquitectos Sordo Madaleno, había presentado resistencia por parte de vecinos.

En diciembre del 2016, una pared de la excavación se derrumbó en un área cercana a donde, hoy, se derrumbó la terraza de la fachada. En entrevista con Plumas Atómicas, Oscar Kaufmann, contacto de Prensa de la desarrolladora Sordo Madaleno, los dos derrumbes ‘no tienen relación’:

Son dos eventos completamente diferentes y en este caso es primordialmente un problema con una estructura de fachada

En estos momentos, las autoridades están investigando ya las causas del derrumbe, sólo los peritos de la PGJ-CDMX tienen las atribuciones para deslindar responsabilidades. En ese sentido, todo lo que Sordo Madaleno y Artz Pedregal digan será sólo como parte de su defensa.

De acuerdo a la tarjeta informativa de la PGJ-CDMX, la Coordinación General de Servicios Periciales de la Procuraduría capitalina en las materias de Seguridad Industrial, Arquitectura, Criminalística y Fotografía ya está en la zona de desastre y deslindarán responsabilidades.

Como sólo a este país se le puede ocurrir, justo el día en el que ocurre este ‘incidente’ se cumple un año del socavón en el Paso Exprés de la autopista México-Cuernavaca. Las cadenas de responsabilidad entre una obra pública y una privada son diversos, pero los vicios y las sospechas son las mismas: ¿a quién y por qué se dan las licitaciones y las licencias de construcción?

En la inauguración de la plaza Artz, apenas hace unos meses, Miguel Ángel Mancera, entonces todavía Jefe de Gobierno de la CDMX, insinuó la larga relación profesional (y personal) que mantiene con los Sordo Madaleno en el discurso oficial que quedó asentado en el registro del gobierno de la CDMX:

Las dificultades que enfrentó la obra tuvieron también repercusiones económicas yo recuerdo un primer cálculo, en una primer reunión y eso se fue incrementando porque había que hacer mitigaciones […], eso implicó también seguramente un reto financiero, pero otro de sus hijos es financiero y pues yo creo eso también le ayudó, entonces estás muy respaldado querido Javier, en la otra es que tiene muchos amigos aquí en la ciudad porque aunque él lo dice que ésta será una de sus obras magnas.” (Vía: Gobierno CDMX)

Si algo debió demostrarnos el sismo del pasado 19 de septiembre es que la corrupción mata. La corrupción cuesta vidas y le cuesta millones no sólo a las empresas, sino al gobierno y a cada uno de nosotros. Esta ciudad tiene una larga historia de negligencias que cobran vidas, como también lo tiene el país completo.

De nuevo, falta que los peritajes de la PGJ-CDMX y ya hay reportajes en los que empiezan a señalar posibles responsables de los fallos, al menos de cálculo.

Boletín de prensa de Artz Pedregal por derrumbe parcial
Boletín de prensa de Artz Pedregal por derrumbe parcial

Se supone que el 19S nos enseñó los costos de dejar pasar ‘incidentes’ como éste porque, justamente, ignorarlos puede costar vidas. Quizá ya deberíamos de haber superado la etapa de responder ante esto como Milhouse cuando le toca cuidar la bodega de Bart.

Por: Redacción PA.