Critican a Guillermo del Toro… por ser gordo

Un columnista de SDP se quiso subir de forma “crítica” al tren de Guillermo del Toro y, en lugar de hacerlo a partir de los lugares comunes del “plagio” en La Forma del Agua, prefirió atacarlo por… gordo.

Cualquier persona con sobrepeso, aunque tenga una salud perfecta, se enfrenta día a día a los mismos comentarios, miradas y críticas que ninguno pidió: que si están arriesgando su salud, que si no les da asco, que si no se quieren… Y, al parecer, ni Del Toro se puede escapar de estos “consejos” que, más que otra cosa, parecen una mentada de madre disfrazada de ‘buena intención’.

Luego de que millones vimos las clases magistrales que impartió en su alma máter, la Universidad de Guadalajara (que fueron hermosísimas y mañana les prometemos una nota al respecto), este columnista prefirió el golpe barato y gratuito:

“Si en efecto bajó de peso para ponerse el esmoquin en Los Ángeles —supongo que sí: en las fotos de la ceremonia se veía bien gordo, pero no brutalmente obeso—, tristemente con rapidez a los pocos días volvió a engordar y mucho: es lo que exhibió en el Festival de Cine de Guadalajara donde, vestido con una enorme sudadera/tienda de campaña, se vio obeso en extremo. (Vía: SDP Noticias)

La exigencia de “congruencia” a Del Toro de parte de este “columnista” (y no, querido lector, ni vale la pena mencionar quién fue el autor de las líneas) no sólo es hipócrita, sino absurdamente gratuita: ¿por qué Del Toro quisiera ser un “ejemplo” por lo que come, por si hace ejercicio o no y no por el legado cultural y (con todo y los peros que acá le hemos puesto) político que su obra y su carrera han logrado?

El columnista le exige ser un modelo (tanto de crecimiento como de calzones, al parecer), pues, según él, ser gordo es algo malo en sí mismo y, por lo mismo, con el dinero que tiene el tapatío, si quisiera hace mucho hubiera dejado de serlo:

“Evidentemente, Del Todo no hace nada contra su gordura. El ejemplo que da es pésimo. Un líder más, carajo, que falla a sus seguidores. Como mínimo, el cineasta Guillermo del Toro debería someterse a una cirugía bariátrica para quitarse, estimo solo a ojo de ver cubero, entre 70 y 100 kilogramos de grasa que su cuerpo tiene de más. De plano.” (Vía: SDP Noticias)

Del Toro recibe críticas por gordo, porque #México
Con esa cara leyó Del Toro las críticas del columnista

Para terminarla, Arriola (chin, se nos salió el nombre) hizo una comparación que no sólo es falaz, es tramposa: equiparar el número de muertes por enfermedades ligadas a la obesidad y el sobrepeso a las de la violencia generalizada en el país.

Si bien, en números totales, es cierto, no son medidas comparables, no tienen el mismo contexto y algo así se acerca mucho a la criminalización (sin ton ni son) de la obesidad, algo que todo quien la padece siente en muchas ocasiones: que su condición es su responsabilidad y no un muy complejo entramado de situaciones contextuales, políticas, económicas, biológicas y gasta genéticas.

GIF by TIFF - Find & Share on GIPHY

¿Es responsabilidad de Del Toro (y de quienes viven con obesidad y sobrepeso) ‘superarse’, como si fuera un defecto?, ¿quién le pidió el consejo y la exigencia al columnista?

Por: Redacción PA.