¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Yarrington es capturado en Italia, ¿y los demás exgobernadores de Tamaulipas?

Tomás Yarrington Ruvalcaba, quien fuera gobernador de Tamaulipas de 1999 a 2005 y que actualmente enfrenta acusaciones de enriquecimiento ilícito y nexos con el narcotráfico en México y Estados Unidos, fue capturado el día de ayer en Florencia, Italia, por agentes de la Interpol. (Vía: Reuters)

Yarrington enfrenta dos acusaciones en México, giradas por quien, entonces, era la procuradora general, Maricela Morales, y dos en cortes de Corpus Christi y Brownsville, Tx., por lo que, ahora que ha sido capturado por la Interpol, cualquiera de los dos países podría pedir la extradición del exgobernador a su país para enfrentar el proceso judicial. (Vía: El Universal)

 

Desde 2012, el tamaulipeco huyó de la justicia nacional y se mantuvo prófugo por cinco años. El PRI, apenas en diciembre pasado, lo expulsó de sus filas, junto con Javier Duarte, tras su captura, el Revolucionario Institucional lanzó un comunicado celebrando su detención, en el que, entre otras cosas, dice:

Exigimos a las autoridades que se realicen todas las indagatorias correspondientes y, en su caso, se sancione ejemplarmente al ex funcionario acusado de diversos delitos.
En el PRI señalaremos todos los casos en los que los políticos se vean involucrados en actos de corrupción, a fin de cerrar el paso a la impunidad. (Vía: PRI)

En entrevista con Carmen Aristegui, el actual gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, declaró que, todavía en 2016, tras cuatro años prófugo, el gobierno de su estado seguía pagando por escoltas para Yarrington; entre ocho y doce miembros de la policía estatal eran guardaespaldas de un exgobernador prófugo. Según el panista, que esto siguiera ocurriendo fue un “descuido” del gobierno de Igidio Torre Cantú, su antecesor, y los escoltas fueron llamados de regreso, entregados a la PGR para cuestionarlos y aseguró a la periodista que “no ocurriría algo así de nuevo”. (Vía: Aristegui Noticias)

Tamaulipas, en general, es un botón de muestra de impunidad en altos niveles de gobierno; hasta el momento, otros dos ex-gobernadores enfrentan investigaciones abiertas en los Estados Unidos por los mismos cargos: Eugenio Hernández Flores e Igidio Torre Cantú, los tres priístas, los dos los últimos gobernadores del estado, los dos viven en México sin preocupación alguna de ser apresados, investigados o sentenciados por la justicia mexicana.

¿Habrá sentencia, extraditación o pasará lo de siempre?