Tras 48 años, ‘Jefe Vulcano’ deja de ser director de bomberos en CDMX

El ‘Jefe Vulcano’, Raúl Esquivel, anunció el día de ayer en redes sociales que abandonará el cargo de una organización en la que ha participado desde 1970 para ‘incorporarse a otras tareas que [le] serán encomendadas’ por el gobierno de Miguel Ángel Manceras.

Esquivel, quien ha sido conocido desde siempre por su nombre clave dentro de la institución que digirió, se convirtió en una especie de celebridad dentro de las redes sociales no sólo porque a través de su cuenta se pudieron verificar mucha información durante la emergencia del 19S, sino, también, porque había representado una oposición fuerte contra Ismael Figueroa Flores, quien hasta hace unas semanas era el director del sindicato de la agrupación. (Vía: El Universal)

Figueroa Flores ha sido señalado en múltiples ocasiones por múltiples agresiones contra bomberos disidentes del Sindicato que él dirigía, además de agresiones sexuales, desvío de recursos y hasta robo. Por su parte, el ahora candidato por el Frente, denunció amenazas de muerte y ‘ataques’ en su contra. (Vía: Reforma)

En últimas semanas, el enfrentamiento entre los dos directores (uno sindical y el otro administrativo) llegó, incluso, a manifestarse en una protesta en el Zócalo capitalino en contra de Figueroa Flores.

Bomberos protestaron en el Zócalo contra Flores
Bomberos protestaron en el Zócalo contra Flores

Hasta el momento no ha habido noticia del gobierno de la Ciudad de México sobre cuál será el ‘nuevo papel’ del Jefe Vulcano: si trabajará en Protección Civil, dada la experiencia que tiene en el área o, para seguir en la tradición de la administración de Miguel Ángel Mancera, lo ponen a planear plazas y centros comerciales en espacios públicos.

En la mesa de redacción de Plumas Atómicas sólo decimos que con un nombre así y con el reconocimiento y cariño que le tienen las redes sociales, tendría que ser el nuevo secretario de Metal o, de perdida, de viejitos adorables que encontraron un espacio ideal en el internet.

Y queda bajo aviso quien vaya a remplazarlo: o cierra sus tuits con ‘Vamos para allá’ ( y sí van), o la ciudad se le va a revelar en contra.

Por: Redacción PA.