Marchan en Yucatán para exigir justicia para Mariana y Karla, pasantes de medicina

Las estudiantes de medicina exigieron que se aclaren los casos de Mariana y Karla y que se les garantice seguridad en hospitales y universidades
Marchan en Yucatán para exigir justicia para Mariana y Karla. Foto: Cuartoscuro

Estudiantes de medicina marcharon Yucatán para exigir justicia por los presuntos feminicidios de Mariana y Karla, ambas pasantes de la carrera de medicina.

Mariana tenía 24 años y llevaba cinco meses trabajando como médica interna en un centro de salud del municipio de Nueva Palestina, Chiapas.

En noviembre, un médico compañero de Mariana forzó la puerta de su cuarto e intentó abusar de ella, desde entonces interpuso una demanda por acoso y abuso sexual.

El cuerpo de Mariana fue encontrado sin vida el 29 de enero, en un cuarto de su vivienda.

Marcha para exigir justicia por el presunto feminicidio de Mariana en Chiapas. Foto: Cuartoscuro

Karla también era pasante de medicina y realizaba su pasantía en el centro de salud de Tahdziú. El 15 de septiembre de 2020 su cuerpo fue encontrado sin vida dentro de la misma unidad médica.

En Mérida, la manifestación para exigir justicia para Mariana y Karla estaba integrada principalmente por mujeres estudiantes de medicina, quienes pasaron por el Paseo de Montejo hasta llegar al Monumento a la Patria, donde hicieron un mitin.

María Guadalupe Ku Cobá, madre de Karla, denunció la precariedad en la que se desempeñan las estudiantes pasantes de medicina en Yucatán.

“Después de fallecida mi hija, me enteré que tuvo severas crisis de ansiedad que no me fue notificado, la obligaron a estar en un cuartucho, yo le había rentado casas, hice un préstamo para poder equiparla con estufa, frigobar y fui a ponerla en un lugar que se sintiera protegida. Pero la obligaron a estar en ese hospital sin seguro, que hasta yo le tuve que comprar candado, cadena, endeudándome aún más. Hasta papel sanitario ella se lo tenía que comprar”.

Las estudiantes que marcharon exigieron a las autoridades atención a las condiciones de higiene de las unidades médicas y que garanticen la seguridad de las estudiantes que se sientan vulnerables.

“Estamos exigiendo justicia para Mariana, para Karla y para cada uno de los pasantes. Ser médicos, ser estudiantes, querer mejorar nuestro país no tiene que ser a costa de nuestra seguridad física, psicológica o nuestra vida. Nos queremos vivas, ya no tenemos miedo y no nos quedaremos callados”.

Publicidad