Se retiran militares de Tamaulipas en medio de repunte de violencia

Más de 2 mil 400 elementos del Ejército mexicano, desde los soldados hasta los generales, dejaron Tamaulipas en medio de un repunte de violencia por el crimen organizado en la región. (Vía: Reforma)

La salida de los militares fue confirmada por el alcalde priista de Ciudad Victoria, José Alejandro Montoya Lozano.

“Terminó por ahí el convenio de colaboración que se tenía del estado con las fuerzas federales que mandaron. De aquí de la zona centro se retiraron dos mil militares”, dijo.

La salida de los militares fue adelantada. Se tenía previsto que esta sería hasta finales del 2018, ya con el final de la administración de Enrique Peña Nieto. Esta coincide con el aplazamiento de Tamaulipas para firmar el Convenio de Coordinación en Materia de Seguridad Pública con la Sedena y la Semar.

Se retiran militares de Tamaulipas en medio de repunte de violencia

Este acuerdo se firma de manera anual desde el 2011, suscrito por primera vez durante la administración del ex mandatario estatal Egidio Torres.

Una fuente federal explicó que los militares dejan el estado porque el gobierno del panista Francisco Javier García Cabeza de Vaca no cumplió con algunos acuerdos con Sedena.

Según el primer convenio, en 2011, Tamaulipas se había comprometido a cubrir en los primeros cinco días de cada mes 25 millones 867 mil pesos para estímulos económicos extraordinarios al personal involucrado. Además se debían pagar dos mil pesos en estímulos a los elementos federales durante su permanencia.

Se retiran militares de Tamaulipas en medio de repunte de violencia

También está contemplada la construcción de tres campos militares, que contemplan una inversión de 700 millones de pesos, y un cuartel militar en el municipio de Hidalgo que está pendiente. Tamaulipas asegura que la salida del Ejército no tiene que ver con los proyectos o esos recursos económicos.

Con la salida de los militares se cerraron las cuatro regiones en las que el ex titular de Segob Osorio Chong dividió a la entidad en 2014. Estas cuatro zonas –norte, centro, costa y sur– nacieron durante el inicio del plan anticrimen en Reynosa, en un momento en el que las fuerzas de seguridad habían sido rebasadas.

De acuerdo a las cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública, se registraron 237 homicidios dolosos en el primer trimestre del 2018. Esta suma es 75% más elevada que la del mismo periodo del 2017. En los primeros tres meses del 2018 también se documentaron 34 secuestros y 26 extorsiones, delitos que de igual manera han golpeado a la población.

Por: Redacción PA.