Rafael Caro Quintero agregado a los 10 más buscados del FBI

Uno de los fundadores del Cártel de Guadalajara y ex dirigente de esa organización, Rafael Caro Quintero se integró a la lista de los 10 más buscados del Buró Federal de Investigaciones​ (FBI) de Estados Unidos. Es el criminal número 518 que se incorpora a este top ten de la infamia.

El Departamento de Estado de ese país ofrece 20 millones de dólares por información que lleve a su captura, uno de los montos más elevados en la historia del programa implementado por primera vez en 1950.

La dependencia estadounidense informó este jueves 12 de abril que el capo mexicano es buscado por su responsabilidad en el secuestro y asesinato del agente encubierto de la Administración para el Control de Drogas (DEA), Enrique “Kiki” Camarena en 1984.

El FBI detalla que Kiki estaba trabajando en un caso para exhibir una operación de millones de dólares entre México y Estados Unidos, pero antes de poder tomar acciones, fue secuestrado en Guadalajara, Jalisco, supuestamente por órdenes de Caro Quintero. El agente fue torturado y ejecutado, y su cuerpo fue hallado un mes después.

La motivación detrás del ex líder del extinto Cártel de Guadalajara fue como represalia por una redada de las autoridades mexicanas contra unos cultivos de marihuana. Este golpe le costó mucho dinero al capo, quien culpó a Camarena, de acuerdo a la información del FBI.

El Buró apunta que Caro Quintero fue uno de los principales traficantes de heroína, cocaína y marihuana a los Estados Unidos durante los setenta.

“Caro Quintero tenía un poder tremendo hace tres décadas y todavía hoy tiene poder”, señaló Russ Ellersick, uno de los agentes del FBI investigando su caso.

Los objetivos de agentes como Ellersick a lo largo de Estados Unidos se centran en llevar a Caro Quintero ante la justicia y desmantelar el Cártel de Sinaloa, al cual está relacionado hoy, según la información de la DEA.

“Nuestro objetivo en todo este tiempo ha sido investigar las actividades actuales de Rafael Caro Quintero, pero también hacerlo responsable por el asesinato del agente especial Camarena. (…) No vamos a dejar de buscar a Caro Quintero hasta que lo encontremos y lo pongamos tras las barras”, agregó Ellersick.

El FBI señala que las autoridades mexicanas han brindado un fuerte apoyo a los investigadores federales de Estados Unidos. Ellersick apuntó que las fuerzas de seguridad mexicana están motivadas para dar con él.

Según un reporte de la DEA publicado en octubre de 2017, Rafael Caro Quintero es considerado una de las dos cabezas restantes del Cártel de Sinaloa. Ismael, “Mayo”, Zambada García sería la otra persona al frente de la organización previamente dirigida por “El Chapo” Guzmán, quien actualmente está en una prisión estadounidense.

El informe detalla que Caro Quintero mantiene operaciones en Phoenix, Arizona, para administrar la distribución de drogas en la región.