Salta de un coche en movimiento para evitar ser secuestrada

Monserrat Serralde saltó del taxi en el que estaba para evitar un secuestro y se fracturó el cráneo
Monserrat Serralde salta de un taxi para evitar secuestro

Una mujer de 31 años saltó de un coche en movimiento y se fracturó el cráneo para evitar ser secuestrada.

Monserrat Serralde fue secuestrada el día de ayer a las 9 de la mañana. Afuera de su casa. A cinco kilómetros de su trabajo.

A las 8:49, la joven salió de su casa para tomar un taxi en Avenida Pacífico, alcaldía Coyoacán y dirigirse a su trabajo en Insurgentes Sur. Cuando no llegó al trabajo, sus supervisores se contactaron con los padres de la joven pues les sorprendió su ausencia. Al no saber nada de su paradero, familiares y amigos compartieron en redes sociales imágenes de la mujer y la reportaron como desaparecida. 

“Ella es mi cuña Monse Serralde el día de hoy salió de su casa 8:49 camino a su trabajo y no llegó a la oficina, lo único que sabemos es que tomó un taxi en av. Pacífico y División del Norte. Vestía una gabardina color rojo, leggins negros, botines color negros de tacón bajo, mochila pequeña color negro y una bolsa de tela blanca pequeña. Por favor compartan”. 

 

Buscan en redes a Monserrat Serralde. (Imagen: Facebook)

En cuanto Monserrat se subió al taxi, el taxista bajó los seguros y comenzó a agredirla. Le robó sus pertenencias y desvió la ruta hacia el sur de la ciudad, a una zona boscosa.

Para evitar ser “una más”, Monserrat saltó del vehículo en movimiento, lo que resultó en una fractura de cráneo y pérdida de conocimiento. Paramédicos la subieron a una ambulancia y la llevaron al Hospital General Ajusco Medio. (Vía: Noticieros Televisa)

Gracias a las imágenes en redes sociales, una de las enfermeras dio aviso a la policía y sus familiares llegaron al hospital. Agentes de la Fiscalía Especializada en la Búsqueda, Localización e Investigación de Personas Desaparecidas también llegaron al lugar para continuar con la investigación del delito. (Vía: Infobae)

Familiares anuncian que Monserrat Serralde fue localizada. (Imagen: Facebook)

Después de 18 horas, sus familiares y su novio, por fin pudieron confirmar que Monserrat Serralde se encontraba a salvo. A salvo, con el cráneo roto y en una camilla de hospital. Pero a salvo, al fin y al cabo. Porque en esta ciudad es mejor encontrar a una mujer viva en el hospital que en una bolsa de plástico.

Porque son pocas las mujeres que viven para contar su historia. Porque ser una mujer en México es ser una sobreviviente. Porque estamos hartas.