Venezuela insinuó que México, Colombia y Chile están involucrados en atentado contra Maduro

A través de Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación e Información, el gobierno de Venezuela insinuó el involucramiento directo de los gobiernos de México, Colombia y Chile en el atentado contra Nicolás Maduro el pasado 4 de agosto de este año. Los gobiernos de los tres países ya negaron las acusaciones.

El 4 de agosto pasado, en medio de un evento militar, tres drones cargados de explosivos plásticos estallaron cerca del podio en el que Nicolás Maduro estaba dando un discurso. Después de la explosiones, comenzó una pesquisa policiaca que no ha terminado hasta el día de hoy.

La oposición a Maduro ha señalado en múltiples ocasiones y por muchos medios que el ataque fue, más bien, un auto atentado, mientras que los medios oficialistas y la versión oficial del gobierno venezolano es que fue un “intento de magnicidio”, por el cual se ha incrementado la vigilancia y los arrestos contra los miembros de la oposición. (Vía: Aristegui Noticias)

Tras el ataque, siguieron las investigaciones y, apenas ayer, las autoridades detuvieron a Henryberth Rivas, “Morfeo”. En una conferencia de prensa, el ministro Rodríguez presentó una confesión en video en la que el detenido señalaba un presunto plan de fuga tras el atentado que involucraba directamente a las embajadas de Chile, Colombia y México, sin embargo, no de forma clara o específica: sin nombres, sin “funciones” en eses plan, simplemente se mencionaron:

La Embajada de la República de Chile… ¿Quién es ese funcionario a quién debía contactar este señor para poder esconderse y posteriormente fugarse?”, preguntó el ministro. Tiene que explicar el encargado de negocios de la Embajada de Colombia cómo es que iban a servir de vehículo para trasladarlo a Colombia. Y la Embajada de México si estaban en el proceso de triangulación para hacer efectiva la fuga. La Embajada de Chile debemos recordar que sirve de resguardo para uno de los señores más violentos de la oposición venezolana, Freddy Guevara“. (Vía: El País)

Los tres gobiernos latinoamericanos señalados ya emitieron comunicados negando las acusaciones. En un muy breve comunicado, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) negó las acusaciones y señaló que el personal diplomático actúa “siempre con respeto al derecho internacional”:

“El gobierno de México y su personal diplomático actúan siempre con pleno respeto al derecho internacional y conforme a los principios de política exterior definidos en el artículo 89, fracción X, de nuestra Constitución. México continuará realizando esfuerzos diplomáticos para contribuir a una solución pacífica, y definida por los propios venezolanos, a la grave crisis que enfrenta ese país“. (Vía: SRE)

Sin embargo, el gobierno mexicano dejó plantado, en la primera oración de su comunicado, una duda: no llamó atentado a lo ocurrido el pasado 4 de agosto, sino un “presunto atentado”, dudando así de la versión oficial del gobierno venezolano:

“El gobierno de México, por medio de la Secretaría de Relaciones Exteriores, rechaza categóricamente las infundadas acusaciones que el Ministro de Comunicación e Información del gobierno de la República Bolivariana de Venezuela emitió hoy respecto a una supuesta participación de nuestro personal diplomático en Caracas en el presunto atentado contra el Presidente Nicolás Maduro“. (Vía: SRE)

Por: Redacción PA.