¿Una licencia de conducir en 15 minutos aunque no sepas manejar? Solo en CDMX

No es secreto que en la Ciudad de México los requisitos para obtener una licencia de manejo, más que laxos, son nulos: basta con que te apersones en una oficina de tránsito, pagues y te tomes la foto para que puedas conducir legalmente un vehículo… aunque no sepas manejar ni nunca te hayas puesto detrás de un volante.

¿No debería preocuparnos ese hecho? ¿Cuánta gente que conduce todos los días en nuestra ciudad pasaría un examen teórico o práctico? Con dudas semejantes, la académica Ruth Pérez López inició un hilo en Twitter que ha resultado en una de las discusiones más llamativas de estas semanas.

A pesar de no saber conducir, el Gobierno de la Ciudad de México me entregó hoy mi primera licencia de manejo. Sin examen teórico ni práctico. Con un simple trámite administrativo de 15 minutos. Suena increíble, pero es legal. Con ese texto, la antropóloga urbana Pérez López denunció la criminal laxitud con la que el gobierno de la CDMX otorga licencias sin que demuestres ninguna clase de aptitud ni conocimiento.

Con más de 700 likes hasta el momento, su tuit ha levantado una peculiar tolvanera de comentarios, desde los que creen que su llamada de atención es más que razonable y legítima, hasta los que asumen que la antropóloga apenas busca 5 minutos de fama en línea.

https://twitter.com/Sapalipopea/status/956652274272661506

La duda del millón es qué tanto influye esta falta de rigor para otorgar licencias en el enorme número de percances viales.

¿De verdad no tiene ninguna clase de consecuencia en nuestra seguridad que se expidan licencias sin siquiera verificar si el posible conductor requiere lentes o conoce el reglamente de tránsito?

Mancera en su momento modificó los reglamentos de tránsito y cambió, por ejemplo, los límites de velocidad, pero dejó intactas las licencias de manejo.

No pocas veces se ha propuesto que la licencia se expida mediante exámenes teóricos o prácticos, pero $iempre algo $e interpone entre la$ propuesta$ y la realidad; al final del día, el cobro de licencias genera recursos.

Sin embargo, no todos estuvieron de acuerdo con la denuncia de López Pérez ni todos creen que sea crucial cambiar esa parte específica de nuestra cultura urbana.

https://twitter.com/samurai_gato/status/956659534818304000

Los hubo quienes culparon al sistema de transporte y los hubo quienes culparon a la planeación urbana. También hubo que sugirió simple ignorancia en el tema (aunque se trate, ya saben, de una antropóloga urbana).

Llaman la atención quienes esgrimen que esos trámites se simplificaron para evitar la corrupción. De ser cierto, en ese caso una buena idea derivó en negligencia del gobierno.

¿Qué sí es cierto?: muchos percances viales de la Ciudad de México se hubieran podido haber evitado si los involucrados tuvieran los conocimientos precisos.

Dejando el patriotismo simplón de los que asumen que vivir en esta ciudad los convierte en pilotos de Fórmula 1, ¿cómo verificar que la gente en efecto sabe conducir? Simple: con un examen de manejo. No olvidemos que muchas ciudades del país es una exigencia saber conducir, por redundante que suene.

Publicidad