Una comisión especial investigará los sucesos de Nochixtlán

Lo único que queda claro es que la intervención de la policía en el desalojo de la carretera fue un operativo fallido, y que el Estado mexicano se ha mostrado incapaz de demostrar que puede controlar, acordar y gestionar un conflicto de este tipo, por vías distintas a la de la violencia.

Nadie ha sido capaz de esclarecer lo que verdaderamente sucedió el 19 de junio en el enfrentamiento entre representantes y simpatizantes de la CNTE y miembros de la fuerza pública. Por eso el Congreso determinó que se creará una Comisión permanente —conformada por senadores y diputados– para investigar los sucesos que dejaron un saldo de 8 personas muertas y más de 100 heridas (como aquí te contamos).

La Comisión Especial de Seguimiento de lo ocurrido en Nochixtlán está conformada por 14 senadores y diputados provenientes del PRI, Morena, Nueva Alianza, Encuentro Social, Movimiento Ciudadano y PAN.

Ayer, la presidenta de la Comisión, la senadora panista Mariana Gómez del Campo, exhortó durante su primera sesión a los gobiernos federal y estatal a contribuir con la investigación. También anunció que las investigaciones contarán con la colaboración de las comisiones de derechos humanos nacional y estatal, así como con el apoyo de los familiares de las víctimas y los testigos del enfrentamiento.

Se hizo hincapié en que el objetivo de esta Comsión es evitar que vuelvan a suceder enfrentamientos como este, así como el de hacer prevalecer los derechos humanos de los manifestantes:

“Queremos dejar en claro que todos, absolutamente todos los involucrados e incluso la sociedad civil, tendrán la posibilidad de hacer valer su voz y de ser escuchados en esta Comisión Especial”, afirmó Gómez del Campo (Vía La Jornada).

La secretaria de la Comisión, la oaxaqueña Mariana Benítez, destacó que el pueblo de Nochixtlán merece que se conozca la verdad sobre lo ocurrido “sin complicaciones y sin estridencias”, para que esta comunidad pueda volver al estado de paz lo más pronto posible. No obstante, ante el silencio de las instituciones y el gobierno, los habitantes de Nochixtlán decidieron iniciar una dinámica de autogobierno la semana pasada (como aquí te contamos).

El paso siguiente de la Comisión será crear un calendario de trabajo para definir cuándo se harán las visitas a Oaxaca, y cuándo se convocará a determinados funcionarios, familiares de las víctimas y testigos.

Uno de los asuntos que urge resolver es quién abrió fuego mientras se intentaba despejar el bloqueo que los manifestantes realizaban en contra de la reforma laboral en la carretera que comunica al estado de Oaxaca con Puebla, a la altura del municipio de Nochixtlán.

Hasta ahora las declaraciones oficiales sobre lo ocurrido han sido inconsistentes y contradictorias, mientras que la ciudadanía y algunas organizaciones y medios, se han dado a la tarea de recolectar fotografías y testimonios.

Todos estos documentos, más la investigación de la Fiscalía de Oaxaca, apuntan a que no solo habían sido los elementos de la Gendarmería los que estaban armados, como lo habían dicho los comunicados de las autoridades, sino que también miembros de la división de Fuerzas Generales —división de la Policía Federal (PF)— intervinieron en el bloqueo con armas.

Las investigaciones de la Fiscalía de Oaxaca están encaminadas a esclarecer qué tipo de armas se llevaban y cuáles fueron accionadas. No obstante, lo único que queda claro es que la intervención de la policía en el desalojo de la carretera fue un operativo fallido, y que el Estado mexicano se ha mostrado incapaz de demostrar que puede controlar, acordar y gestionar un conflicto de este tipo, por vías distintas a las de la violencia.

Recordemos que los familiares de las víctimas y los líderes de la CNTE habían solicitado la creación de una Comisión externa al gobierno, como la que se encargó de investigar la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa (como aquí te contamos). No obstante, la respuesta fue crear una Comisión conformada desde el Congreso.