Detienen a alcaldesa priísta de Turicato, Michoacán: es investigada por dos homicidios

Esta mañana fue puesta a disposición de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), María Gisela Vázquez Alanís, presidenta del municipio de Turicato, Michoacán. La edil de origen priísta es investigada por su relación con el homicidio de Humberto Dávila Echeverría,  quien fuera director de Seguridad Pública del municipio. (vía: Excélsior)

Las investigaciones de la PGJ han arrojado información suficiente para formular cargos en contra de ella y tres miembros de la policía municipal por el homicidio del ex-funcionario.

Dávila Echeverría fue encontrado muerto en su automóvil con disparos de armas largas poco tiempo después de haber presentado su renuncia (a principios de marzo) en condiciones y bajo razones que se desconocen. (vía: El Universal)

 

Así mismo, María Gisela Vázquez tiene otra investigación por homicidio pendiente. Desde el 14 de octubre, su esposo se encuentra prófugo por el asesinato de Jorge G. M., un joven de 28 años que, según palabras de Vázquez Alanís, quería matarla y su pareja, por defenderla, asesinó a balazos al joven, quien presuntamente es hijo de una antigua suplente, perteneciente al PRD, de la presidencia municipal de Turicato.

La detenida aseguró que Jorge G. M. tenía relación con el Cartel de Jalisco Nueva Generación y en más actividades ilícitas. (Vía: Proceso)

Tanto María Gisela como los demás detenidos serán presentados a las autoridades para que sigan un juicio donde se aclare su situación jurídica. Por su parte, el representante de los alcaldes del PRI en Michoacán, José Humberto García Domínguez, dijo haber enviado una carta al presidente nacional del Revolucionario Institucional para que le brinde un respaldo jurídico a la alcaldeza de Turicato. (vía: Aristegui Noticias)

La alcaldesa de esta entidad, una de las más conflictivas de Michoacán, ha sido cuestionada en varias ocasiones: primero, por haberse asignado un sueldo superior al del gobernador michoacano y ahora por los dos homicidios en los que parece haber tenido participación y, por tanto, una culpa implícita en la consumación de ambos.

Las investigaciones determinarán su culpabilidad, pero de entrada tendrá qué responder por qué, en dado caso, el Cártel de Jalisco Nueva Generación la quería asesinar, por qué su marido tenía un arma y por qué se dió a la fuga, por no mencionar ya, su participación en homicidio del ex-director de seguridad pública de su municipio.