Trump- Slim, una reunión sorpresiva

Este lunes, el diario The Washington Post, reportó que el sábado pasado, el presidente electo Donald Trump sostuvo una ‘amistosa’ reunión con el empresario mexicano- y uno de los hombres más ricos del mundo- Carlos Slim. La reunión que se llevó a cabo fue tildada por el estadounidense de ser una “cena agradable con un hombre maravilloso”, expresión que resulta disonante, al menos, al lado de las declaraciones que el republicano ha hecho acerca de los mexicanos.

Del lado del mexicano resultó si no contradictorio al menos sí extraño debido a que durante la campaña electoral en los Estados Unidos criticó las posturas políticas del republicano. Después de que en octubre pasado Trump acusara a Slim– quien es el mayor accionista del diario estadounidense The New York Timesde llevar a cabo un complot mediático en su contra pues el medio publicó los relatos de mujeres en los que acusaban al neoyorquino por agresiones sexuales.

Tras una aclaración por parte del vocero del empresario mexicano en el que declaró que “no le interesa en lo más mínimo la vida personal” de Trump, días más tarde, Slim criticó públicamente las posturas proteccionistas que llevaron al estadounidense a la Casa Blanca. (Vía: La Jornada)

El reciente encuentro, más que una simple reunión entre dos hombres de negocios– lo cual ya no es posible considerarse solamente así pues uno de ellos será el próximo dirigente de una de las mayores potencias en el mundo- supone un gesto de paz entre ellos, así como una búsqueda por regenerar y fortalecer las relaciones entre el sector empresarial mexicano y la presidencia de EE.UU.

Larry Rubin, presidente de la Sociedad Americana de México y quien es un enlace clave entre estos sectores- además de ser uno de los candidatos del republicano para ser embajador en México- , dijo al respecto que opina que tanto Trump como su equipo, buscan forjar un mejor entendimiento de intereses económicos entre ambos países:

“Lo que el presidente electo Trump quiere hacer al acercarse a la comunidad de negocios mexicana busca un impacto no sólo nacional, sino regional con América Latina, y busca abrir las puertas para las buenas relaciones de negocios en general.” (Vía: La Jornada)

Horas antes del encuentro, Donald Trump se encontraba completando su gira de “agradecimiento” por Alabama en donde una multitud le gritaba con emoción: “¡Construye ese muro!”; a lo que el magnate respondió: “No se preocupen. Vamos a construir el muro”. (Vía: The Washington Post)

A pocos días de que Donald Trump ocupe la Casa Blanca, ni su postura, sus políticas ni sus intenciones son realmente claras, lo único que sí es seguro, es que el republicano ha conseguido mantenerse bajo los reflectores, confundir a su audiencia y cautivar a sus seguidores.