ANUNCIO
Corrupción

Todos los errores de la PGR en la tercera audiencia de Javier Duarte

Durante la tercera audiencia de Javier Duarte, la PGR dejó ver que, muy probablemente, no está lista para un juicio contra el exgobernador de Veracruz. A pesar de contar con...

Tercera audiencia de Javier Duarte

Durante la tercera audiencia de Javier Duarte, la PGR dejó ver que, muy probablemente, no está lista para un juicio contra el exgobernador de Veracruz. A pesar de contar con evidencia de los presuntos delitos que Duarte cometió durante su gobierno, la Procuraduría cometió tantos errores que podrían terminar por dejarlo en libertad:

Datos bancarios 

Los fiscales de la PGR solicitaron al juez avalar una serie de datos bancarios: movimientos de cuentas y personas pertenecientes a una presunta red de lavado de dinero encabezada por Duarte. Sin embargo, Marco Del Toro, abogado del exgobernador, logró evidenciar que dichos datos ya se encontraban en el expediente.

Y peor aun: se habían obtenido sin autorización judicial, lo que es una violación a los derechos de intimidad, privacidad y secreto bancario de Duarte.

El periodista Arturo Ángel, autor de Duarte: El priista perfecto, señaló en Twitter la gravedad del error cometido por la PGR: “Si esas pruebas bancarias son anuladas se cae el caso”.

En un nuevo intento, la PGR intentó interponer un recurso de revocación para que el juez cambiara su determinación. Sin embargo, no funcionó:

El juez avaló lo dicho por Del Toro, desechó el recurso solicitado por la Procuraduría y las pruebas se quedaron en el expediente, sin aval judicial. Ángel destaca que las consecuencias de ese error podrían conocerse en el juicio que se llevará a cabo dentro de unos meses.

Plazo ampliado para la defensa de Duarte

El pasado 22 de enero terminó el plazo concedido a ambas partes para recabar pruebas y preparar su investigación. En la audiencia, sin embargo, la defensa pidió más tiempo para entrevistarse con cuatro testigos colaboradores de la PGR.

La Procuraduría NO se negó, pero solicitó que el plazo también aplicara para el Ministerio Público porque tenían asuntos pendientes. Aunque Del Toro argumentó que ese tiempo debería aplicar solo para la defensa, el juez se lo concedió a ambos.

El asunto es: los abogados de Duarte podrían dar por terminado ese plazo en cualquier momento y la PGR tendría que atenerse a ello. “Éste es un término de seis meses para la defensa, que puede usarlo el tiempo que considere. Para el Ministerio Público es solo un plazo que puede aprovechar, peor terminará cuando la defensa decida“, explicó el juez.

Los tiempos

El juez Gerardo Moreno preguntó a los fiscales de la PGR por una solicitud de cuentas bancarias al gobierno de Suiza, mismas que la Procuraduría NO ha logrado obtener tras seis meses de investigación. Esa prueba es crucial como evidencia de la red de lavado de dinero ligada a Duarte.

Ángel destaca que, en otro momento de la audiencia, uno de los fiscales pretendía leer la solicitud del aval de esas cuentas bancarias. No obstante, el juez impidió que lo hiciera, pues se trataba de un documento de 40 páginas.

Y mientras la audiencia se desenvolvía con un error de la PGR tras otro, Javier Duarte intervino solo para decir su nombre completo y pedir que sus datos se mantuvieran en reserva, rechazar o hacer un breve comentario. Habrá que esperar a que termine el plazo concedido a su defensa para saber si, por fin, la Procuraduría obtuvo las pruebas que necesita para probar su culpabilidad. (Vía: Animal Político)

ANUNCIO