Tanqueta arrolla manifestantes en Venezuela

Civiles se reunieron en la Plaza Altamira tras el llamado de Guaidó contra el gobierno de Maduro
Imagen: Especial.

Una tanqueta incendiada y conocida como “la ballena” en Venezuela, arrolló a civiles que se manifestaban en las calles, se podía notar en las imágenes que alrededor había humo de los gases lacrimógenos y los chorros de agua que usaban para reprimir las manifestaciones.

Las manifestaciones se dieron tras el llamado de Juan Guaidó, quien se declaró presidente interino en enero en Venezuela. Su llamado lo hizo a través de folletos y redes sociales, bajo el nombre de “Operación Libertad” con la que busca “el principio del fin” del gobierno de Maduro.

Carlos Veccio, embajador de Venezuela en Washington y designado por Guaidó, explica que este movimiento no se trata de ningún “golpe de estado”, sino de un movimiento que es considerado como un “proceso constitucional y democrático” apoyado por el pueblo de Venezuela.

En redes sociales algunos medios y usuarios han mostrado videos e imágenes de los sucesos en la autopista Francisco Fajardo, cerca de “La Carlota”. Se puede apreciar que la tanqueta dejó heridos a algunos de los manifestantes y simpatizantes de Guaidó.

Tras el incidente, algunos países como Rusia se han pronunciado a través de un comunicado.

Según información de CNN, el ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia condenó a la oposición de Venezuela por intentar “incitar al conflicto” luego de que el líder opositor Juan Guaido convocara un levantamiento para derrocar al presidente Nicolás Maduro.

Este es el comunicado de la Cancillería de Rusia:

“La oposición radical en Venezuela ha recurrido una vez más a la confrontación con el uso de la fuerza. En lugar de una solución pacífica de desacuerdos políticos, se eligió un curso que tiene como objetivo incitar al conflicto, provocando alteraciones del orden público, choques que involucran a las fuerzas armadas.

Urgimos a decir no a la violencia. Es importante evitar la agitación y el derramamiento de sangre. Los problemas que enfrenta Venezuela en este momento deben resolverse mediante un proceso responsable de conversaciones sin condiciones preestablecidas. Cualquier acción debe tomarse exclusivamente en el marco del campo legal, en total conformidad con la Constitución y sin ninguna interferencia externa destructiva.

Confirmamos nuestra posición de principios que apoya las formas civilizadas y políticas de resolver los desacuerdos internos de los propios venezolanos. Hacemos un llamado a todos los miembros en el ámbito internacional, la sociedad, incluidos los vecinos más cercanos de este país, con la necesidad de confiar en su adhesión a la Carta de las Naciones Unidas, las normas y los principios del Derecho Internacional, respaldar el regreso de Venezuela a un camino de desarrollo estable e incremental a través de un diálogo que incluya a todos los poderes políticos responsables dentro del país.

También consideramos que el informe objetivo sobre el desarrollo de la situación en Venezuela es crucial. Los medios no deben multiplicar las falsificaciones, convertirse en una herramienta obediente de poderes políticos impulsados por la agenda que buscan aumentar las tensiones en Venezuela”. (Vía:CNN)