Sismo de 5.5 en Pinotepa Nacional se llegó a sentir en CDMX

Esta mañana, se registró un sismo de 5.5 con epicentro en Pinotepa Nacional, en el estado de Oaxaca. El sismo fue lo suficientemente fuerte para que se llegara a sentir en algunas zonas de la Ciudad de México, pero no tanto como para que se activara la alerta sísmica.

Si estás dudando de tu cordura porque SkyAlert no te dejó de mandar notificaciones pero no sentiste nada, no te preocupes, no estás mal. Desde hace cuatro horas (pero hace una el de mayor intensidad), se están registrando sismos pequeños en toda el área de Pinotepa Nacional.

Ya sabes, esa pequeña ciudad a la entrada del Istmo de Tehuantepec que ha sido la responsable de más de la mitad de los sustos sismológicos de los últimos meses y que ha sido objeto de memes y mames (pero también de largos y torturosos procesos de reconstrucción constante). (Vía: El Universal)

Según el Sistema Sismológico Nacional, el epicentro del sismo se localizó a 75 kilómetros de la ciudad y, según el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera (y varios mensajes asustados de las familias de la mesa redacción de Plumas Atómicas), se llegó a sentir en algunas zonas de la Ciudad de México.

Parece que ya es maldición que tiemble en (o cerca de) un 19: enero, febrero y, ahora, marzo, han tenido sismos ligeros o no tan ligeros. Si bien no hay que creer en cosas supernaturales, esto ya se está pasando de lanza.

Ironías de la vida: en Chiapas se realizó un megasimulacro, actividad que los organismos de Protección Civil estatales han comenzado a realizar con más frecuencia luego del sismo del 19S. En pleno simulacro les tembló. Como casi pasaba aquí el 19S, cuando no habían pasado ni dos horas luego del simulacro en conmemoración de ese otro 19 de septiembre de 1985.

Recuerda como siempre: no compartas información que no has podido verificar, sigue en redes sociales a las dependencias federales y estatales encargadas, justamente, de verificarlo. Ya no estamos en edad de andar ignorando simulacros, correr ni empujarnos. Y mucho menos gritar.

Por: Redacción PA.