¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

SEP no rescatará a las universidades que se declararon en quiebra

A finales de octubre, las universidades de Michoacán, Zacatecas, Morelos, Oaxaca y Nayarit se declararon en quiebra y pidieron al gobierno federal una ampliación presupuestal de 4 mil millones de pesos, para poder cubrir la nómina de unos 26 mil trabajadores.

Pues ante esta situación, la Secretaría de Educación Pública (SEP), a través del subsecretario de Educación Superior, Salvador Jara, rechazó la petición de estas universidades ya que la institución no cuenta en estos momentos con esos recursos adicionales.

Además agregó, que son las universidades las que tienen que presentar una propuesta para resolver sus problemas financieros, no solo porque la SEP no tiene recursos disponibles, sino porque son instituciones autónomas, así que el gobierno no puede intervenir en el manejo de los recursos de las casas de estudio.

Ante esta respuesta, los rectores de las universidades señalaron que se declararán en insolvencia económica, ya que no cuentan ni siquiera con los recursos necesarios para terminar el año.

Al respecto, el subsecretario Jara señaló que no es la primera vez que las universidades solicitan recursos por esta situación, de hecho, el gobierno ya ha entregado fondos para la recuperación financiera de las instituciones, sin embargo, estas no han tomado las medidas necesarias para resolver los problemas, incluso ha empeorado su situación.

En ese sentido, de entregar los recursos para el año próximo, la SEP tendrá condiciones más estrictas para asegurar que se resuelvan los problemas estructurales que han provocado la crisis financiera de estas universidades.

El diagnóstico realizado por la SEP arrojó que los problemas financieros de las universidades son causados por: contratación de personal administrativo y académico sin tener los recursos para soportarlo; otorgar prestaciones no reportadas en los informes de egresos de los estados y que no son aprobadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Otro problema que arrastran las universidades tienen que ver con que en el pasado no elaboraron un esquema de pensiones, por lo que en este momento utilizan recursos destinados a trabajadores activos para cubrir el fondo de sus trabajadores retirados. (Vía: El Universal)