Senadora del PVEM corre a activista de Greenpeace de conferencia sobre conservación

Una más del Partido Verde Ecologista de México (PVEM): la organización ambientalista Greenpeace denunció que uno de los miembros de su organización fue desalojado de una conferencia pública sobre conservación de ecosistemas marinos, organizada por la Comisión del Medio Ambiente y Recursos Naturales en el Senado de la República.

Dicha comisión es presidida por la senadora Ninfa Salinas del PVEM, quien según Greenpeace, ordenó a sus colaboradores que llamaran a seguridad del recinto legislativo para que “acompañaran a la salida” a Miguel Rivas, quien es un activista y académico especialista en conservación de ecosistemas. El argumento del equipo de la senadora fue que “no era bienvenido por seguridad del evento”.

Según información de Greenpeace, a ninguno de sus miembros se les permitió la entrada al senado bajo el mismo argumento: la seguridad del evento. De hecho, los miembros de la organización confirmaron su asistencia con los procedimientos que estableció la institución, sin embargo, una noche antes les llamaron para cancelarles su autorización.

En dicha conferencia participaron la ya mencionada senadora Ninfa Salinas, Alejandro del Mazo, quien es titular de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y el titular de INAPESCA, Pablo Arenas. Casualmente, estos funcionarios han sido objeto de las distintas demandas de la organización.

Recordemos además, que Greenpeace ha sido una de las organizaciones más críticas a las políticas de conservación impulsadas por el Partido Verde, las cuales son consideradas como contrarias a una posición ambientalista o de menos ecologista. Asimismo, han habido confrontaciones con estos funcionarios en el tema específico de la vaquita marina, especie que se encuentra al borde de la extinción.

La organización ambientalista ha señalado constantemente que las políticas impulsadas por el gobierno para proteger a esta especie ha sido insuficientes, ya que entre otras cosas, han hecho caso omiso a las recomendaciones específicas emitidas por distintos organismos internacionales. Las acciones emprendidas contra la organización Greenpeace por parte de esa comisión legislativa sugieren que para el gobierno la preservación del medio ambiente es una mera simulación, un tema que solo sirve para obtener renta política. (Vía: Huff Post)