#SeDiceAtómico ‘¡Triunfó el mal en el Vaticano!’

Ha pasado la semana y, aunque algunos acarrean la cruda hasta el lunes, las fiestas del fin son cosa del pasado. En medio de lluvias y tráfico y ante la zozobra que causa la ausencia de futbol en las pantallas porque ya hasta la Confederaciones acabó, va para ustedes el #SeDiceAtómico de esta semana. 

Hablando de lluvias, la semana pasada una tromba paralizó a tal grado la Ciudad de México, que hasta Plumas Atómicas tuvo que acampar en sus oficinas. Acaso para revertir el infortunio de vivir en esta ciudad cuando llueve, nuestros lectores nos regalaron una cascada de espléndidos y acuáticos comentarios. Para ejemplo, este buenhombre que nos reclamó no indicar con precisión dónde es Indios Verdes. ¿Dónde más? En Indios Verdes, duh. Como alguien le respondió, si no sabes dónde queda Indios Verdes, tal vez no te importa mucho la noticia.  

Nuestros nada honorables diputados suelen protagonizar nuestros titulares con sus tropiezos e infortunios. Por años, nos pareció una auténtica duda de dónde pueden salir esos diputados que son poco representativos de la población mexicana. Un amable lector dio en el blanco al señalar que, de representarnos, los diputados sí representan lo peor de nosotros.

Tuvimos tantas notas impactantes y demenciales esta semana que algunos lectores llegaron a una triste conclusión sobre la realidad imperante:

Y cómo no tomar esa postura ante la realidad si hasta un cardenal italiano tuvo a bien ser cachado con las manos en la masa en medio de una orgía. La hazaña del cardenal amerita, cuando menos, reformular la diabólica tríada:

Lo que sea de cada quien, compartimos el sentimiento de algunos lectores que se quejaron amargamente por no haber sido invitados a esa fiesta; Dios sabe que cuando la fiesta termina en detox es que se puso divina. 

Incluso hubo dos lectoras que citaron a Los Amigos Invisibles para explicar cómo nos excluyeron a todes de tan divino convite:

¿De dónde sacaron que escribir que un cardenal tiene prácticas gay es un insulto? Cuando mucho, como bien señala el lector de abajo, señalamos su hipocresía. Mientras lo hagan de forma consensuada con adultos, nos da igual con quién coja el cardenal (no importa cuándo leas esto).

Porque en nuestro corazón, sabemos quién triunfó de a deveras.

Otra gran historia de la semana pasada fue la competencia mexiquense del Oxxo. Curiosamente, nos llegaron varios comentarios que indicaban que el “Otso” (con sus debidas comillas abarroteras) gracias al éxito, desbordado como drenaje del DF, está abriendo sucursales en otros sitios de la República.

La semana pasada le dedicamos una emisión entera al dictador favorito de los desorientados. Como esperábamos, llovieron los comentarios de los defensores de Díaz pero también las respuestas de los detractores. ¡Qué fácil se olvida lo que significa la palabra “dictadura”! Lo bueno es que hay quien recuerda que no todos tenían libertad bajo el viejo régimen.

Para nuestra amable redacción el comentario que cierra el recuadro es el comentario del año vertido en Plumas Atómicas. A esa lectora, nuestro más amable agradecimiento. Tanto a esa lúcida lectora como a usted sólo podemos decirles: ¡Gracias por leernos!

 

ANUNCIO