Sedatu invalida datos sobre daños del sismo

La Secretaría de desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), señaló que es la única institución autorizada para proporcionar cifras sobre los daños causados por el sismo del pasado 7 de septiembre, que afectó principalmente a los estados de Chiapas y Oaxaca. Por tanto, recalcaron, que todas las cifras que no provengan de ellos carecen de validez.

La dependencia, a cargo de Rosario Robles, dijo que la instrucción del presidente de la república es que se realice un censo casa por casa, con el fin de procesar datos más precisos respecto a las pérdidas, los daños y el impacto económico en la región. Añadieron que a partir de los datos recabados iniciarán las labores de reconstrucción de las zonas más afectadas.

Según la oficina de prensa de la Sedatu, las cifras exactas del censo, sobre el número de afectaciones parciales y totales, se darán a conocer en el transcurso del fin de semana. Respecto a los avances en la recabación de información la dependencia adelantó que en Juchitán, que es la zona más afectada por el movimiento telúrico, se han realizado alrededor de 4 mil censos.

Asimismo, la Sedatu informó que la metodología de los censos fue diseñada por la institución y, el proceso de la recaudación de información consta de la aplicación de un cuestionario a los propietarios de la vivienda a quienes después de su aplicación se les entrega un número de folio, lo cual les garantiza la ayuda correspondiente, incluso se registra fotográficamente la vivienda, sus habitantes y su número de folio pintado, ya sea en la acera o en el inmueble.

El conteo preliminar de la Sedatu indica que en Chiapas hay una afectación en 97 de los 122 municipios. En ese estado, según estimaciones de Protección Civil, hay afectaciones parciales más de 37 mil viviendas y pérdidas totales en 17 mil; asimismo se ha indicado que también hay daños en 414 escuelas, 129 edificios públicos, 318 iglesias, 149 comercios, 207 tramos carreteros y 65 puentes.

El INAH por su parte, hizo un inventario de daños en recintos culturales, zonas arqueológicas y templos religiosos, el cual arrojó que alrededor de 300 inmuebles presentaron daños por el sismo. En ese sentido, el INAH y la Secretaría de Cultura indicaron que ya ha iniciado la planeación de la restauración. (Vía: Milenio)