Enrique Peña Nieto presenta la Reforma en Telecomunicaciones

El Presidente Enrique Peña Nieto presenta la Reforma en Telecomunicaciones que planea establecer reglas más duras para evitar y deshacer los monopolios, crear un órgano regulador autónomo y garantizar la gratuidad de acceso a TV abierta en sistemas de cable.

Peña Nieto entrega una iniciativa de reforma que, de ser aprobada, será definitivamente una de las más importantes de los últimos años pues se propone literalmente “la desincorporación de activos, derechos y partes de las empresas que concentran más del 50 por ciento de la prestación de servicios de telecomunicación y radiodifusión”.

Desde que el evento inició, diversos diputados y líderes de partido tomaron la palabra.

Luis Alberto Villarreal, diputado coordinador del PAN, afirmó que la incitativa se propone “reducir la brecha para tener acceso a nuevas tecnologías de la información. Apostamos por la pluralidad . Se ha ideado un texto constitucional amplio cuya trascendencia va más allá de la competencia economica. Queremos un México en el que sea real la competencia en los mercados de telecomunicaciones, en el que la ley proteja primordialmente al consumidor y a los usuarios. La reforma en materia de comunicaciones será analizada a profundidad. Esta inicitaviva no tiene otro destinatario que México.

 Luego, Manlio Fabio Beltrones dijo: “Vengo a suscribir al presidente Enrique Peña Nieto, y a la reforma a fin de que la analicemos, que veamos su pertinencia, que trabajemos escuchando a todos aquellos que quieran ser oídos. Seguro como estoy, concluiremos que esta reforma beneficiará a México. Estoy seguro que eso es lo que nos convoca.

César Camacho, presidente del PRI, llamó a la reforma “emblemática, reivindicatoria e histórica” y aseguró que “no se legisla en contra de nadie, sino para favorecer a todos. En Telecomunicaciones, el Pacto por México, más que remendar, colma un vacío, más que reformar el marco legal, crea uno que sin duda va a transformar nuestra realidad”. Después relacionó la reforma con el la cohesión social, con el “poder al servicio de las personas”, y la  llamó un ejercicio democrático del poder.

Después, Jesús Zambrano, presidente del PRD, tomó la palabra y habló de cómo el PRD fue criticado por firmar el pacto por México y hoy, dijo Zambrano, el error estaría en no hacer nada, o seguir haciendo lo de siempre. “Hay que dejar atrás la vanidad. Ni el gobierno, ni el PAN ni el PRD, aislados en la revancha podrían resolver los problemas del país, por ello nos decidimos a caminar por la ruta de la responsabilidad. Queremos un México soberano en sus decisiones, que nuestros recursos no sean privatizados y no le sirvan a intereses de algunos cuantos y que se termine con los privilegios injustos de los más ricos”.

Dijo finalmente que, “después de varios meses de trabajo, le tenemos buenas noticias a la nación. Esta iniciativa es respuesta a reclamos de muchos años y a las exigencias de igualdad de competencia. Ya no habrá en TV, radio e internet publicidad mentirosa; no habrá propaganda engañosa, se romperá la relación perversa entre medios de comunicación y gobierno, se pondrá fin al subdesarrollo perverso y asfixiante.

Finalmente, el Presidente Enrique Peña Nieto, tomó la palabra y afirmó que “Las telecomunicaciones favorecen la libertad de expresión, la educación y la cultura. En la era del conocimiento no acceder a  las telecomunicaciones es una nueva forma de analfabetismo”.

Dijo también que “En plena congruencia con la evolución democrática, el gobierno no será quien tome las decisiones sobre las concesiones; la Reforma Constitucional tiene una sola motivación elevar la calidad de vida de los mexicanos”.

Además, Peña Nieto dijo que el contenido de la reforma era  tan fácil como el ABC: A: cobertura. B: buenos precios y C: calidad en los contenidos.

El contenido de los discursos en la ceremonia estuvieron llenos de un retórica del cambio y la renovación, es cierto que por primera vez se tocan temas tan espinosos pero si la reforma, en la práctica, obedece a su teoría, es de aplaudirse de inicio. No deja de ser paradójico sin embargo, el cauce democrático, pedagógico, casi de derechos humanos que Peña Nieto quiso darle a los efectos de la iniciativa, no porque no lo tengan, sino por el papel que, ya todos sabemos, esos medios de comunicación jugaron a la hora de inventar la imagen del ahora presidente.

Aquí puedes leer, consultar y descargar la Iniciativa a la Reforma a las Telecomunicaciones

¿Será este el fin de los poderosos imperios de la comunicación?

Por: Redacción PA.