Comienza construcción de muro fronterizo en San Diego, a pesar de demanda de California contra ello

La policía de San Diego y la Patrulla Fronteriza están vigilando y preparando un área designada para comenzar la construcción del muro fronterizo que Donald Trump ha prometido desde que iniciara su campaña presidencial en 2015; al mismo tiempo, el estado de California ha presentado una demanda contra la Casa Blanca para impedirlo.

Aunque no tiene aún el dinero para los más de 3 mil kilómetros de frontera con México, el Congreso logró hacer un guardadito: mil millones de dólares para el desarrollo de prototipos y los primeros kilómetros. Tal como hizo Bill Clinton a mediados de la década de los noventa, el plan fue empezar por San Diego.

San Diego y Tijuana son ciudades hermanas, pero, también, han sido un lugar de alarma para las políticas policiacas de los Estados Unidos: hasta antes del 11 de septiembre de 2001, era el principal punto de cruce de droga, armas y dinero entre los dos países y siempre había sido un foco rojo de seguridad nacional.

No es sorpresa, entonces, que la ciudad haya sido el punto elegido para iniciar la construcción del muro fronterizo. (Vía: LA Times)

Como todo con Trump, este “inicio de la construcción” es más una estrategia publicitaria: lo que en realidad se hará en los siguientes meses es la construcción de ocho prototipos de muro, todos en un predio a las afueras de la ciudad, en un lugar apartado para ahuyentar las protestas masivas que se esperan.

La patrulla fronteriza, la policía del condado y la de la ciudad de San Diego tienen acordonada la zona: unidades montadas, cámaras móbiles y hasta drones vigilan que nadie no autorizado se acerque a la zona de construcción. (Vía: San Diego Union Tribune)

Mientras Trump y su administración están muy ocupados… metiendo la pata en Twitter, el gobierno de California interpuso este miércoles una demanda contra la Casa Blanca por su intención de construir el muro fronterizo en su estado.

Xavier Becerra, el fiscal general de California, informó a medios que las demanda toca varios puntos y no se enfoca solamente en la intención de construir el muro, sino también (como se ha señalado en repetidas ocasiones) en que viola tratados internacionales de cuidado del medio ambiente, manejo de aguas internacionales y la separación de poderes federativos. (Vía: Reuters)

El fiscal general de los Estados Unidos, Jeff Sessions, salió a defender a la administración del cheto presidencial, a través de una respuesta tan inútil como su trabajo en el Departamento de Justicia:

“Bueno, pues es que en los Estados Unidos todo mundo puede demandar, pero los Estados Unidos tienen una frontera. El gobierno de los Estados Unidos tiene el control de esa frontera y tiene la responsabilidad de asegurarla. Esperamos seguir avanzando con el muro fronterizo siempre y cuando el Congreso nos dé el dinero para hacerlo.” (Vía: Político)

O sea: pues es de que es lo que queremos hacer y a ver cómo le hacen.