Se meten a robar al periódico La Razón, en Torre Privanza

Esta madrugada, asaltantes se metieron a robar a la redacción del periódico La Razón, ubicadas en la Torre Privanza, en las inmediaciones de Plaza Galerías, sobre Circuito Interior en la colonia Anzures.

Según el sitio López Doriga, el robo ocurrió cuando un empleado del periódico, encargado de la guardia nocturna del sitio web, salió a un bar cercano a la redacción del periódico. Ahí, presuntamente habría conocido a unos hombres a quienes llevó a las oficinas de La Razón. 

Sin embargo, el periódico capitalino aún no ha dado una versión oficial de los hechos ocurridos durante la madrugada en sus instalaciones; solamente se limitaron a admitir que hubo un hurto por medio de un tuit en el que agradecían la solidaridad de colegas y amigos.

El saldo del robo fue de una caja fuerte robada y una más que resultó dañada. Hasta el momento hay 3 detenidos por estos hechos y se busca a dos más de los implicados.

Tras los hechos, la Torre Privanza amaneció con una fuerte movilización policiaca y fue gracias al operativo implementado por la SSP que se logró la pronta captura de los implicados en este suceso.

En Twitter las muestras de apoyo hacia el periódico fueron amplias. Aunque no puede pasar desapercibida las malas intenciones de quienes aprovecharon el robo para criticar al periódico por su clara línea editorial; igualmente también hubo quien aprovechó el evento para criticar a los adversarios recurrentes del periódico con una marcada tendencia de derecha.

Tal fue el caso del periodista Víctor Sánchez Barrios quien, tras mencionar el suceso, también incluyó la línea política del periódico. Ejemplos como este abundaron en redes sociales, tanto en contra de los adversarios de La Razón, como en contra de este medio de comunicación.

Es lamentable que un crimen como este sea usado por algunos con fines mediáticos. Afortunadamente no se reportaron lesionados por el robo.

Se espera que en las próximas horas la SSP ponga en circulación más datos sobre la identidad de los implicados y los hechos previos que derivaron en este robo.

Por lo demás, nosotros siempre hemos desconfiado de los que se encargan de las guardias nocturnas de una página web.