A pesar de todo, no se rompió el récord de participación en estas elecciones

Este 1 de julio, Andrés Manuel López Obrador obtuvo una victoria que lo colocó 30 puntos arriba del segundo lugar. Sin embargo, a pesar de la amplia diferencia, éstas no fueron las elecciones presidenciales con más participación.

De acuerdo con datos históricos del INE, fue durante la elección presidencial de 1994 cuando se redujo la abstención hasta un 22.84%. Cabe mencionar que, en ese momento de la historia, se contaba con un listado nominal de 45 millones 729 mil 057 electores4, de los cuales 35 millones 285 mil 291 votaron.

Spoiler: no rompió el récord.

En las elecciones de este 2018, se contaba con un padrón de 89.1 millones de mexicanos. De acuerdo con el Programa de Resultados Preliminares (PREP), hasta las tres de la tarde de este lunes, la participación alcanzó el 62.65%. O sea que el porcentaje de abstención fue de 37.5%.

Las elecciones que han registrado más abstención fueron las de 1988, cuando el 49.1% no fue a las urnas a votar y Carlos Salinas de Gortari fue declarado ganador.

Imagen: INE (con corte a las 21 horas del lunes)

La diferencia de 30 puntos de AMLO sobre el segundo lugar tampoco rompió récords: fue en 1982 cuando Miguel de la Madrid obtuvo cuatro veces más votos que el segundo lugar, el panista Pablo Emilio Madero. Su victoria representa una diferencia de 58 puntos porcentuales, por lo que siguen siendo las que han registrado una mayor ventaja del candidato ganador en la historia.

Sin embargo, la elección de este 2018 y la diferencia entre el primero y el segundo lugar sí son las de diferencia más marcada en más de 30 años. La victoria de López Obrador, por ejemplo, superó a la de Ernesto Zedillo en 1994 y a la de Carlos Salinas en 1988. (Vía: Animal Político)