Para que fuera elegible, PRI altera información en ALDF de candidata plurinominal

El PRI en una muestra de que las trampas y la corrupción (hasta en su expresión más mínima) no tienen límites, modificó datos de ALDF para favorecer a una de sus candidatas. El caso corresponde a Cynthia López Castro, que de la noche a la mañana cambió de puesto para competir legalmente por su siguiente hueso con sabor prehistórico.

De alguna forma que no comprendemos, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) modificó los datos de esta diputada que estaba ahí gracias a la representación proporcional… o sea, era plurinominal. López Castro pidió licencia por segunda vez (la primera fue para ayudar a Aurelio Nuño en su idea de ser candidato presidencial) y cuando regresó mágicamente pasó a ser elegida por minoría electora, cosa que nunca sucedió.

Foto: Reforma

Esto, por supuesto, no fue un error y tuvo una intención detrás que no era muy difícil de adivinar. En su búsqueda por estar nuevamente en las listas de candidatos plurinominales del PRI, la forma de poder acceder a ello era a través de esta pequeña trampa que lo único que hacía era cambiar por completo su forma de acceder a la organización de la ALDF.

Todo esto, porque en los estatutos internos del partido al que pertenece, queda establecido que nadie puede optar a dos candidaturas por representación proporcional de manera consecutiva. Esto no fue un obstáculo para el PRI, por lo que el partido tricolor decidió engañarse a sí mismo para que todo fluyera en el río de la democracia y la corrupción de manera adecuada.

“Quien ocupe un cargo de elección popular por el principio de representación proporcional, no podrá ser postulado por el Partido por el mismo principio electoral para ningún cargo en el proceso inmediato”. – Artículo 212 de los estatutos internos del PRI

No queda claro como la ALDF permitió que se modificaran esos datos, o cómo es que el PRI o estos candidatos en particular lograron hacerlo. Es un tema complejo, porque entre el mismo partido existen métodos de engañarse o de ejercer la corrupción para después seguir ese proceso corrupto hacia las instituciones electorales y los procesos que deciden la vida política y parlamentaria del país.

Con información de Reforma