A 13 años del desafuero de AMLO, piden al PAN no ser hipócrita

En el 2000, la entonces jefa interina del Distrito Federal, Rosario Robles, expropió un terreno para abrir una calle que conectaría con un hospital. Esta acción derivaría en una investigación que culminaría en el desafuero del ex jefe de gobierno Andrés Manuel López Obrador. Hoy, el ex panista Fadlala Akabani acusa al banquiazul de hipocresía en torno a las investigaciones contra Anaya cuando fue ese mismo partido el que promovió el desafuero hace 13 años.

Akabani relató a Plumas Atómicas que era un día en abril o mayo de 2004 cuando el Sistema PAN –legisladores y líderes locales– se reunió con Rafael Macedo de la Concha, entonces titular de la Procuraduría General de la República, en la Secretaría de Gobernación.

“Se nos dio una explicación (…) que se iba a iniciar un proceso contra López Obrador por desacato”, dijo el hoy candidato a la Benito Juárez por Morena.

No se dijo nada más en esa reunión, a la cual asistieron Carlos Gelista, jefe local del partido, y el entonces secretario de Gobernación, Santiago Creel, entre otros. Unos días después, se inició la solicitud de juicio de procedencia por parte de la PGR a la Cámara de Diputados. En junio, López Obrador fue notificado y el proceso tomó su rumbo.

Llegó abril de 2005, los legisladores del PRI y el PAN aprobaron el proceso de desafuero del hoy candidato presidencial por Morena y el 7 del mismo mes, se aprobó la acción. Sin embargo, no salieron las cosas como el PAN pretendía.

En medio de marchas contra la decisión en la Cámara baja, el Procurador Macedo de la Concha renunció y para el 4 de mayo, la PGR determinó no ejercer acciones penales contra López Obrador.

Hoy, Akabani revive aquellos días por una razón: el PAN está acusando el uso político de las autoridades en las investigaciones contra Anaya por lavado de dinero en la compra de una propiedad, caso que podría se llevado ante algún juez.

El ex delegado de Benito Juárez ha señalado recientemente que Vicente Fox le pidió en más de cinco ocasiones golpear al entonces jefe de gobierno e integrante del PRD.

“La intención era golpear a Andrés Manuel, como lo fue durante los cinco años previos. (…) Desde el primer día que hicimos eventos en Benito Juárez con Presidencia, desde el primer día me dijo: ‘Tienes que golpear a Andrés Manuel'”, relató el hoy integrante de Morena a Plumas Atómicas.

Akabani relata que nunca tuvo problemas con Obrador y asegura que cuestionó las órdenes que le daba el presidente Fox, quien le habría ofrecido el doble del presupuesto si es que López Obrador representaba una amenaza a su liquidez.

“Ahora, quienes promovieron el desafuero y quienes utilizaron a las instituciones en contra de Andrés Manuel se quejan de que están utilizando a las instituciones en su contra”, dice Akabani.

“Salgo a decir las cosas porque son unos hipócritas”, remata.

Akabani (izq) y López Obrador (der).

Akabani acota que la diferencia entre el caso de López Obrador y Anaya está, principalmente, en que uno es una expropiación, un pleito con un propietario en medio de una reconstrucción urbana y el actual consiste en un tema de tráfico de información, empresas fantasma y lavado de dinero.

“Andrés Manuel era jefe de gobierno, Anaya no es nadie. No tiene fuero”, apunta.

El nuevamente aspirante a la delegación Benito Juárez insiste que si el PAN en verdad quiere combatir la corrupción, que empiece por el mismo partido.