¿Cómo estuvo el debate entre AMLO y los columnistas de Milenio?

Como parte de una serie de programas, Milenio invitó a Andrés Manuel López Obrador a debatir con sus columnistas. El programa se transmitió ayer y, aunque se dijo mucho, las preguntas hechas por varios (y las miraditas que le echaban a AMLO) y las respuestas del tabasqueño nos generan muchas más preguntas que aclaraciones.

Debate sobre lo que ya sabíamos

Es sabido por todos el pleito picado que tienen desde hace años Carlos Marín y López Obrados (y Aguilar Camín y AMLO, y Silva Herzog y AMLO, y Uresti y AMLO, y… bueno, AMLO con Milenio), por lo que la invitación a un debate en sí mismo era algo celebrable, y el diálogo que se generó, a pesar de los evidentes y constantes choques entre Marín y él, es quizá, de lo mejor que ha ocurrido en esta pre-campaña (que ya no es pre, pero ya mero es pero no, pero chance).

Los primeros minutos, las preguntas giraron alrededor de las reformas energética y educativa. A pesar de lo incidentado del diálogo (entre AMLO interrumpiendo y Marín interrumpiendo al que interrumpió), apareció constantemente desde López Obrador algo que es su constante: “consulta ciudadana”.

Consulta ciudadana para derogar reformas, consultas para ‘defender’ derechos. A pesar de las preguntas de Puig y Silva Herzog sobre los conflictos constitucionales y legislativos que implica someter a consultas binarias temas complejos, López Obrador insistió en que es el mejor método para garantizar su cumplimiento.

Las mejores respuestas a las mejores preguntas

Cuando el debate giró hacia la Seguridad, tras la pregunta de Silvia Uresti, las respuestas de AMLO se movieron en terrenos más conocidos y mejor trabajados desde su jefatura de gobierno.

El cambio de estrategia hacia una integral que incluya empleo y educación para jóvenes, incluyendo su propuesta de las becas para los jóvenes que no estudian ni trabajan.

Si bien los “cómos” fueron exigidos por los periodistas (y no fueron respondidos por Andrés Manuel), el cambio de estrategia, de una confrontacional a una integral sea quizá de sus mejores propuestas.

Parks And Recreation Mic Drop GIF - Find & Share on GIPHY

Donde a AMLO se le enredó todo

El combate a la corrupción siempre ha sido uno de los temas que más trabajo le ha costado a Andrés Manuel. Al mismo tiempo porque no ha presentado un programa claro para enfrentarla y por su idea de que el ejemplo del presidente es suficiente para desincentivarla.

Sin planes claros (aunque no tengan claro cómo se ejecutarían, como sus propuestas económicas, los enredos de AMLO levantan muchas preguntas que ahogaron tanto la plática de López Obrador como los gritos de Marín.

Los silencios de ambos lados

Los derechos humanos no son ni votables ni pueden ser sujetos a consultas. Y eso se le ha repetido una y mil veces a Andrés Manuel, quien ha insistido en mantener silencio o responder con salidas a la tangente cuando se le ha preguntado sobre derechos reproductivos, sexuales e igualitarios.

La única pregunta sobre derechos de la comunidad LGBT+ y reproductivos, hecha por Uresti, fue una que pudo ser respondida con un “sí o no”. La consulta popular para derechos humanos ya ganados.

Varios columnistas le recordaron que la alianza de Morena con el Partido Encuentro Social lo pone en una situación, cuando menos, compleja. En primera, porque el partido, fundado por grupos evangélicos, ha sido público en su intento de anular el Estado laico y abolir derechos igualitarios, y, segundo, por su silencio y la insistencia de AMLO en quedarse callado respecto a estos mismos temas.

“Yo soy respetuoso con los derechos humanos pero no diré más. Primero, por respeto a quienes me escuchan y, segundo, para no… dar la nota del escándalo”

En un ‘debate’ que fue más un recuerdo de pleitos en clase de filosofía de la preparatoria, donde parecía que nadie sabía de qué hablaba pero estaban muy enojados con las posturas que supuestamente tenían

Por: Redacción PA.