Renuncia Ríos Garza, titular de la PGJ-CDMX; demuestra inoperancia de la Procuraduría

Renuncia el titular de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la CDMX, Rodolfo Ríos Garza, así lo informó en un comunicado el Gobierno de la Ciudad de México el sábado 24 de junio. Su lugar será ocupado por el subprocurador de Averiguaciones Previas Centrales, Edmundo Porfirio Garrido Osorio será el encargado del Despacho, hasta que se designe a un nuevo procurador.

La renuncia Ríos Garza ocurre tres días después de que la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) determinara que la PGJ violó los derechos al debido proceso, a la vida, a la verdad y al acceso a la justicia de las cinco personas que fueron asesinadas en un departamento de la colonia Narvarte, el 31 de julio de 2015. (Vía: Animal Político)

Esta recomendación de la CDHDF terminó por comprobar la manera sistemática de actuar de la PGJ, en la que Ríos Garza estuvo al frente desde el 2012, la de estigmatizar a las víctimas y las omisiones en los procesos de investigación y esclarecimiento de los crímenes.

Por otro lado, el documento de la CDHDF y la renuncia de Ríos Garza llegan cuando es público que Mancera busca competir por la Presidencia de la República. Los abogados de las víctimas del caso Narvarte retaron al Jefe de Gobierno a que, antes de buscar el voto, inicie una ruta de investigación que considere las líneas abandonadas. (VíA: Sin Embargo)

Es necesario recordar que hace ya casi dos meses, cuando fue encontrando el cuerpo de Lesvy Berlín, la Procuraduría expuso información, vía redes sociales, sobre aspecto personales de Lesvy, que parecían culparla de su propio feminicidio. Cuatro días después el gobierno de la Ciudad destituyó a la titular de Comunicación Social de la PGJ, Elena Cárdenas Rodríguez.

Pero la falta de protocolos en su gestión puede observarse desde el principio, en el caso del 12 jóvenes que fueron secuestrados del bar Heaven y posteriormente encontrados en una fosa clandestina del Estado de México, a cuatro años de este crimen, el gobierno de Mancera no ha cumplido con todas las recomendaciones del la CDHDF. 

Nueve meses después, la CDHDF emitió una recomendación por la desaparición de 12 jóvenes del bar Heaven, en la Zona Rosa, en la cual el organismo señaló que la PGJDF concluyó de manera errónea que los hechos denunciados por familiares de las víctimas no debían considerarse desapariciones, lo que provocó retrasó en las investigaciones. (Vía: La Jornada)

Una vez más, altos funcionarios que están coludidos con la impunidad por omisión o irresponsabilidad, salen por la puerta de atrás y lavándose las manos mientras los ciudadanos tratan de encontrar la verdad por su propia cuenta.