¿Qué está pasando entre Rusia y Estados Unidos?

obama-putin

En el segundo debate por la presidencia de los Estados Unidos, Hillary Clinton acusó a Rusia de apoyar la candidatura de Donald Trump para facilitar su entrada a la Casa Blanca. Muchas cosas se han dicho sobre el tema, pero ¿qué es realmente lo que está sucediendo entre estas dos poderosas naciones?

Rusia y Estados Unidos tienen un acuerdo que evita que sus Fuerzas Armadas se enfrenten en territorio sirio, es una acuerdo que previene conflictos pero en días recientes Moscú abandonó el pacto nuclear y Washington abandonó el diálogo en Siria sobre los ataques.

A partir de ese momento, las relaciones entre estos países se han deteriorado y las acusaciones no se han detenido. El Viceprimer Ministro turco señaló que, “el mundo está al borde de una gran guerra global” y que el conflicto podría extenderse más allá de Oriente Medio, a pesar de que la guerra siria ya ha cobrado la vida de 400 mil personas. (Vía: RT)

Y aunque el Ministro de Defensa ruso, Sergei Lavrov, negó la influencia rusa en las elecciones estadounidenses, Josh Earnest, vocero de prensa de la Casa Blanca, aseguró que Estados Unidos considera dar una respuesta proporcional al jaqueo en el sistema de elecciones de los partidos políticos americanos y amenaza con que oficiales de los Estados Unidos investigarán a Rusia por los crímenes de guerra en Alepo. Lavrov no está preocupado y se lo dejó claro a Christianne Amanpour de la CNN (Vía: CNN):

“Es halagador, claro, tener este tipo de atención –para un poder regional, como el presidente Obama nos llamó hace un tiempo… No hay un solo hecho, ninguna prueba.”

Y agregó:

“Hay demasiadas vaginas de ambos lados en sus elecciones, prefiero no decir nada”.

Cabe destacar que el Kremlin ruso ejerce una poderosa presión sobre su pueblo y que mantiene la popularidad de Putin en 80%, aún cuando el país está viviendo la recesión mas larga que se haya registrado en Rusia. Incluso hubo un programa de noticias que advirtió que los Estados Unidos pretenden crear un conflicto, es decir, un golpe militar en Siria que podría desembocar en una violenta guerra. (Vía: Bloomberg)

Además de esto, Moscú ha aumentado su presencia militar en el Mediterráneo y en zonas Bálticas, justo después de haber suspendido el tratado anti-nuclear.

Hay quienes aseguran que China ha pactado con Rusia para modificar su ruta de la seda y seguir expandiendo su economía, pero para esto necesitan de Alemania y es probable que exista una reunión entre estas naciones, además de Francia y Ucrania.

Rusia se ha aliado con Siria y está dispuesta a defender al dirigente Bashar al Assad, si los sirios así lo quieren, con todas las armas que poseen, armas sumamente poderosas que podrían destruir a los estadounidenses -que creen tener ventaja porque la guerra sucedería en Europa y no en territorio americano. (Vía: Forbes)

Lavrov le exigió a los estadounidenses que desistan, les dijo que no se metan en “juegos peligrosos” porque tienen con qué responder los ataques y defender a los sirios. Putin aseguró que la única estrategia rusa consiste en elevar las apuestas.

Así que, sin importar quien salga victorioso el próximo 8 de noviembre en las elecciones americanas, si el tratado no se negocia y reinstaura, rusos y estadounidenses podría aumentar el riesgo de una guerra -tal como sucedió durante la Guerra Fría- en la que muchos países se verían involucrados, e inevitablemente, afectados. Por eso no debe sorprendernos que Francois Hollande se haya negado a la reunión con Putin hasta que este detuviera los ataques en Alepo.

Publicidad