Solo en publicidad el gobierno federal ha gastado 37 mil millones de pesos

El dinero gastado en publicidad de gobierno en realidad es dinero tirado a la basura, son recursos públicos que literalmente van a fondo perdido, ya que no retribuyen a la sociedad en lo más mínimo. En este rubro, el gobierno federal ha gastado de 2013 al primer semestre de este año un total de 37 mil 725 millones de pesos, según lo señalado por una investigación del Centro de Análisis e Investigación Fundar.

Los datos presentados por Fundar apuntan a que la tendencia en los gastos en este rubro podrían ascender al final del sexenio a unos 60 mil millones de pesos. Estamos hablando de que año con año ha habido un crecimiento real de 7.6% en los gastos destinados a este rubro y en promedio cada hora de publicidad ha costado 1 millón de pesos.

Esto resulta problemático si tomamos en cuenta los recortes presupuestales que se realizaron en 2015 y 2016 en áreas prioritarias de desarrollo social, salud y ciencia y tecnología, mientras que, al mismo tiempo, esas dependencias no redujeron en lo más mínimo su presupuesto de comunicación, de hecho incluso lo sobre ejercieron; por ejemplo, solo Sedesol gastó 11 veces más de lo presupuestado.

Para darnos una idea de las magnitudes del gasto en publicidad, este es equivalente a casi la mitad del gasto anual destinado al programa de combate a la pobreza, Prospera, cuyo presupuesto para este año fue de 82 mil millones de pesos. Este monto de 37 mil millones de pesos es 4 veces mayor al que destina el gobierno al Programa de Productividad Rural de la Sagarpa y, 4 veces mayor que el presupuesto para becas de posgrado de calidad del CONACyT, que el año pasado benefició a más de 50 mil personas.

Contrario a los recortes que han recibido estos programas sociales y de desarrollo, el gobierno federal de hecho ha gastado 15 mil millones de pesos de más sobre el presupuesto de 20 mil millones destinado originalmente para ese periodo. Según la investigación de Fundar, es difícil establecer si el sobreejercicio en el gasto de publicidad tiene en realidad un impacto en términos de mejorar el derecho a la información de los ciudadanos.

A pesar de las promesas del presidente, Enrique Peña Nieto, no ha habido legislaciones que busquen regular el gasto desmedido en publicidad gubernamental. En ese sentido, el informe de Fundar señala que es necesario regular cuanto antes el gasto, sobre todo ahora que se acerca el proceso electoral de 2018, ya que para todos los niveles de gobierno será tentador aumentar gastos en publicidad con el fin de hacer propaganda política.