Programa ‘Escuelas al Cien’ generó 25 años de deuda para los estados: ASF

En su informe sobre infraestructura educativa nacional, la Auditoría Superior de la Federación (ASF)  detectó que el programa de la Secretaría de Educación Pública (SEP) “Escuelas al Cien” costará 59 mil 497 millones 803 mil 900 pesos más intereses, lo que compromete a las administraciones estatales con deuda con entidades privadas por los próximos 25 años.

La deuda generada por este programa se verá reflejada en los Fondos de Aportaciones Múltiples (FAM) de los estados por los próximos 25 años. Además los estados tendrán que pagar un interés anual del 8% por ese mismo periodo de tiempo.

Al respecto, el titular de la ASF señaló que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) implementó un mecanismo de potenciación con el fin de que las entidades federativas recibieran anticipadamente recursos del FAM, lo cual implicó que los estados comprometieran deuda por los próximos 25 años asociada a recursos de gasto corriente, por lo que se está pagando un costo financiero y no en infraestructura como tal.

El programa Escuelas al Cien arrancó en 2015 y tenía como objetivo reparar para el fin del sexenio un total de 31 mil planteles educativos de toda la república considerados en condiciones de alta vulnerabilidad y con problemas de infraestructura localizados en el Censo de Maestros y Alumnos de Educación Básica y Especial.

Cuando “Escuelas al Cien” fue aprobado, se dijo que el costo total del programa sería de 50 mil millones de pesos, sin embargo el día de hoy el costo será de 109 mil millones de pesos que se terminarán de pagar hasta el año 2039.  Inicialmente también se aseguró que el programa no generaría deuda pública ya que los recursos se conseguirían a través de Certificados de Infraestructura Educativa Nacional (CIEN), los cuales eran bonos bursatilizados en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV); esto quiere decir que entidades particulares podían adquirir dichos bonos, por tanto, el pago de los intereses terminará en manos de los dueños de los certificados CIEN, solo en el pago del Fideicomiso de Emisión se pagaron 654 millones 914 mil 200 pesos de intereses a los dueños de los certificados.

Según la ASF esto se debe a que: “el costo financiero del esquema de potenciación resultó atractivo para los inversionistas debido a que, aun cuando los CIEN son un instrumento quirografario, la fuente de pago es el FAM, que representa una parte de la recaudación federal participable. El costo financiero de la emisión de los CIEN para la obtención de recursos futuros se estimó en 109 mil millones de pesos, de los cuales 59 mil corresponden a intereses y 50 mil millones al instrumento principal.” (Vía: El Universal)