Evacuan vuelo en el AICM por ponchadura de llanta

Uno pensaría que un avión de lo menos que tiene que preocuparse es del estado de sus llantas: arriba, a diez mil pies de altura, no hay baches. Sin embargo, las llantas son un elemento crucial de cualquier aeronave; el único momento en el que tocan el suelo éstas tienen que soportar una resistencia impresionante. ¿Qué pasa cuando se poncha la llanta de un avión comercial?

Esto le pasó a un vuelo de Aeromexico que debía partir del aeropuerto de la Ciudad de México con dirección a Boston. El vuelo AMX 698 tuvo que ser evacuados de emergencia debido a una pequeña ponchadura que los detuvo durante el despegue. (Vía: El Financiero)

La tripulación se vio forzada a activar los toboganes cuando se percató de una vibración que interrumpió la carrera de despegue. Tanto en los pasajeros como los tripulantes de este Boeing 787 se encuentran a salvo.

En el video se aprecia a viajeros y sobrecargos descender mientras se aproxima a la nave un vehículo de bomberos del aeropuerto de la CDMX; recuerden que la ponchadura provocó un incendio (que, por cierto, fue captado en fotografía).

Por fortuna, este incidente será recordado sólo como un terrible susto, aunque las implicaciones de haber logrado despegar con una llanta ponchada hubieran sido mucho más graves que deslizar las posaderas por un tobogán. ¿Cómo hubiera sido su aterrizaje en Boston?

Es una suerte que esas nefandas consecuencias sean parte de los terrenos de la especulación. En redes sociales se ha reportado sobre el incidente y se ha informado que tanto tripulación como pasajeros están bien y solo se llevaron un susto.

Ya ven, queridos lectores: está es una buena lección de por qué deben poner atención en los anuncios con las indicaciones de emergencia. ¿O a poco ustedes saben perfectamente qué hacer durante una emergencia aeronáutica?