Peña Nieto se une a la lucha contra la homofobia

En 2015, Miguel Ángel Mancera informó que más de 5,400 parejas del mismo sexo habían contraído matrimonio.

Ayer, en medio de la conmemoración del Día Nacional de la lucha contra la homofobia, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, anunció que pondrá en marcha una iniciativa para reconocer legalmente el matrimonio entre personas del mismo sexo. Estas medidas buscan hacer modificaciones tanto en la Constitución como en el Código Civil Federal (Aquí te contamos lo sucedido).

Una vez apoyadas dichas iniciativas por el titular del ejecutivo, éstas serán enviadas al Congreso de la Unión quien determinará si se modifica el artículo cuarto constitucional que considerará el matrimonio igualitario como un derecho humano. De la misma forma se busca cambiar el Código Civil en el que se modificará toda aquella medida o uso del lenguaje que pueda resultar discriminatorio para los miembros de la comunidad LGBTTTIQ.

Entre otras transformaciones, la reforma contempla que el Registro Civil también pueda expedir nuevas actas de nacimiento que reconozcan la identidad de género y que la Secretaría de Relaciones Exteriores acepte para tramitar el pasaporte todo tipo de actas de nacimiento que registren un cambio de sexo.

Esta lucha no es nueva y presidencia no es la primera instancia que pelea por la igualdad de derechos. En 2015 la Suprema Corte de Justicia (SCJN) emitió un fallo en que declaraba que el hecho de que el matrimonio homosexual estuviera prohibido en algunos estados de la República era inconstitucional.

Mientras que en CDMX se que aprobó en 2006 la Ley de Sociedades de Convivencia —un paso fundamental en este camino—, el matrimonio sin distinción de género se legalizó gradualmente en 8 de los 32 estados de la República: Quintana Roo, Coahuila, Campeche, Jalisco, Nayarit, Chihuahua, Sonora y CDMX.

Por su parte, el código civil de los estados que mostraron resistencia a esta reforma, obligaba a las parejas homosexuales a hacer válida su jurisprudencia a través de un amparo.

En 2015, Miguel Ángel Mancera informó que más de 5,400 parejas del mismo sexo habían contraído matrimonio, de las cuales apenas sólo el 1 % se divorciaron.

No obstante, hay grupos que se resisten a aceptar esta medida. Desde 1995, se han contabilizado 1, 310 crímenes de odio contra personas gays y trans. Lo que indica que queda mucho por hacer en materia de tolerancia en nuestro país.

Esta es una medida insólita en la administración de Peña Nieto, que en los últimos meses de su gestión ha tomado decisiones cargadas de controversia como la legalización del uso medicinal de la mariguana (Como aquí te contamos).

A partir de este momento se intentará que México acompañe a Argentina, Uruguay, Brasil y Colombia, en la lista de países latinoamericanos que permiten matrimonios del mismo sexo.

Esta iniciativa no se da de manera aislada, también en 2015 la Suprema Corte de Estados Unidos legalizó el matrimonio de personas del mismo sexo en todo el país. Antes de que la administración del presidente demócrata, Barack Obama, tomara esta decisión, este tipo de unión estaba prohibida en 14 estados, concentrados principalmente en el sur y centro-norte de EEUU. Obama ganó gran popularidad con la campaña Lovewins.

 Sin demeritar el valor de esta lucha —por la cual miles de personas en nuestro país han trabajado durante años— no hay que olvidar que esta oleada de iniciativas del presidente coincide con la época electoral. El próximo 5 de junio se llevará a cabo la elección para la asamblea constituyente de la CDMX, así como elecciones en 13 entidades del país y se elegirán 12 gobernadores estatales. Sin duda habrá partidos que intenten beneficiarse de la urgencia de estos temas.