Pemex subasta ductos en zonas donde es común la ordeña de combustibles

Una de las medidas implementadas por Pemex para fortalecer la apertura del sector energético al mercado tiene que ver, entre otras cosas, con la subasta de algunos tramos de ductos de Pemex para permitir la entrada de particulares en el mercado de logística, transporte y distribución de hidrocarburos.

Sin embargo, la ordeña de ductos vuelve a este sector poco atractivo para las empresas, además de que en las asignaciones, la paraestatal mexicana tendría que asumir los costos por las pérdidas generadas por estas actividades ilícitas.

Para darnos una idea de la magnitud, Pemex ha perdido hasta 20 mil millones de pesos al año, resultado de la ordeña de ductos, también conocido como “huachicol”. Esto fue dado a conocer por la Comisión Reguladora de Energía (CRE), quien señaló que Pemex Logística se tendrá que hacer responsable de las pérdidas si no demuestra que tomó medidas para prevenirlas.

La primera subasta, cuya convocatoria abrió el día de ayer, comprende dos tramos del ducto Satélite-Monclova-Sabinas, el cual atraviesa los estados de Nuevo León y Coahuila y el cual podría darles a los concesionarios una capacidad de suministro de hasta 4 mil 500 barriles diarios.

Estas zonas son foco rojo en el robo de combustible, solo en Nuevo León, el año pasado se duplicaron las tomas clandestinas respecto a 2016, pasando de 121 a 206. Por otro lado, en el estado de Coahuila se registraron 36 tomas frente a las más de 50 contabilizadas en 2016.

Para este año, Pemex tiene planeadas 11 subastas de las cuales 7 se tratan de poliductos, los cuales en algunos casos se encuentran en regiones de alta incidencia de ordeña, tales como los tramos que comprenden Topolobampo-GuamúchilCuliacán, así como el de Tuxpan-Tula. (Vía: Reforma)

 

 

 

Publicidad