Padres del Colegio Rébsamen se oponen a demolición del edificio derrumbado

Padres de las víctimas del Colegio Rebsamen, colapsado en el sismo del pasado 19S, pasaron la noche frente al edificio luego de que se confirmara la orden de demolición de parte del gobierno de la CDMX. Exigen que se frene pues, dicen, todavía hay evidencias para continuar la investigación penal.

El pasado 19 de septiembre, 26 niños, maestras y empleadas del Colegio Rebsamen murieron luego de que uno de los edificios colapsara apenas comenzó el sismo. Desde entonces, las investigaciones de qué provocó el derrumbe apuntaron a negligencia, corrupción tanto de la dueña del colegio, Mónica García Villegas, como autoridades delegacionales.

Por eso mismo, la tragedia fue utilizada sin reparo alguno por tres de los siete candidatos a la gubernatura de la CDMX: Alejandra Barrales, Purificación Carpinteyro y Mikel Arriola, a pesar de que en múltiples ocasiones los mismos padres les pidieron y hasta exigieron que no explotaran sus pérdidas.

Sin embargo, el interés político no se tradujo en interés judicial. La investigación se estancó y el proceso administrativo siguió su curso. Ayer, como indica la ley, los padres de las víctimas fueron informados de la demolición del edificio derrumbado.

Por ello, varios decidieron acampar afuera del colegio y pasar la noche ahí como medida de presión para las autoridades y para llamar la atención de los medios nacionales.

Hasta el momento, fuera del comunicado de la Fiscalía Desconcentrada, no ha habido una declaración de parte de las autoridades delegacionales o del gobierno de la Ciudad de México. Eso sí, la atención de los medios está con los padres.

Tampoco se han aparecido en el colegio Alejandra Barrales, Mikel Arriola o Purificación Carpinteyro, por mucho que dijeron en los tres debates que su interés en el caso rebasaba lo político.

Todavía queda mucho por investigar en el caso Rebsamen, incluso hay una presunta responsable con ficha roja de la Interpol que no ha sido detenida. ¿De verdad este era un buen momento para derrumbar el edificio?