Ochoa Reza se despidió de la CFE con liquidación de 1.2 mdp

El exdirector general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Enrique Ochoa Reza, obtuvo una liquidación de 1 millón 200 mil pesos después de que renunciara a su cargo para lanzarse como candidato único a la presidencia del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Dicha liquidación le fue otorgada a Ochoa a pesar de que el artículo 33 del Manual de Trabajo para Servidores Públicos de Mando de la CFE indica que si un funcionario se separa por voluntad propia sólo tendrá derecho a compensación si lleva más de tres años laborando en la compañía, mientras que el político apenas alcanzaba los 2 años con 195 días. (Vía: Aristegui Noticias)

Vía: Proceso

Para lograr la compensación, el político firmó un “acuerdo fuera de juicio” con la CFE sin tener que atender el manual, lo que le permitió obtener una liquidación cinco veces mayor a la que le correspondía, fundamentando su petición en la fracción segunda del mismo artículo 33 del Manual que establece el pago de liquidación en caso de separación no voluntaria del cargo. (Vía: Proceso)

Los documentos del caso fueron dados a conocer a través de la alianza Méxicoleaks, de donde derivaron una serie de investigaciones periodísticas por parte de medios como Proceso y Aristegui Noticias.

Los abogados María Luisa Campos y Manuel Fuentes Muñiz, consultados por Aristegui Noticias, estudiaron los documentos del caso y concluyeron que la Comisión autorizó una “autoliquidación” fuera de forma.

Sin embargo, los abogados de la CFE sostienen que “este proceso se ha aplicado a todos los directores de la empresa en los últimos 15 años” y que “la separación voluntaria y la liquidación que establece el manual de Mandos no son excluyentes”. (Vía: Aristegui Noticias)

Para estimar la cantidad por la que debía ser liquidado Ochoa, la CFE tomó un salario diario de 6 mil 809 pesos, lo que incluye, además del salario base, la ayuda para renta de casa, el fondo de ahorro, la prima vacacional, el aguinaldo, el fondo de previsión, el transporte, la despensa, la compensación garantizada y el bono. (Vía: Proceso)

Vía: Proceso

Al respecto de estas irregularidades, Ochoa Reza contestó a Aristegui Noticias:

“Proviene de una normatividad que tiene 15 años de vigencia (…) que se aplicó a los dirigentes, subdirectores, a los funcionarios de mando desde tiempos que me preceden y que sigue vigente. (…) Yo no tuve trato preferencial ninguno y la normatividad me aplicó como le aplica a cualquier funcionario que esté en mi situación”.

El ahora presidente del PRI anunció su renuncia el viernes 8 de julio en una carta dirigida al presidente Enrique Peña Nieto y ahí aseguró que su intención era participar en el proceso para ser electo presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI. Ese mismo día, Ochoa Reza firmó el dictamen de terminación de la relación laboral en la CFE y ahí mismo se pactó la liquidación.

Vía: Proceso

El 24 de agosto, Ochoa Reza acudió a la junta Federal de Conciliación y Arbitraje para certificar la entrega de la liquidación. (Vía: Aristegui Noticias)

Vía: Proceso

En otra irregularidad en el caso, el día 18 de agosto de 2016 en el Sistema de Información Estadística de Personal (SIEP) el estatus laboral de Ochoa todavía aparecía dentro de la categoría de “Separación voluntaria”; sin embargo, 5 días después fue cambiado a la categoría de “Reajuste”.

Vía: Proceso

Publicidad