Seis años después, ¿qué fue de ‘la niña más bonita de México’?

Adriana, nombrada la niña más bonita de México.

Hace seis años, en un viaje a Chiapas, Diego Huerta fotografió a Adriana. De inmediato medios y redes sociales la consideraron “la niña más bonita de México”. Ahora el fotógrafo revela detalles de el encuentro fortuito que cambió la vida de ambos.

Adriana, hace 6 años.

Es innegable la belleza de su rostro: a la simetría de sus facciones se une el contraste en entre el brillo helado de sus ojos azules en comparación con el tono cobrizo de su pelo y su piel. Ese contraste le valió a Adriana ser nombrada de forma instantánea como “la niña más bonita de México”, título tan innegable como temporal. (Vía: RT)

El caso de Adriana a no pocos les recordó el caso de Sharbat Gula, quien fuera fotografiada por Steve McCurry cuando ella tenía 12 años. La foto publicada por National Geographic en 1985 sigue siendo un ícono aunque Sharbat haya pasado al olvido. De hecho, Sharbat se volvió una migrante afgana en Pakistán y en algún momento estuvo por pisar la cárcel. (Vía: Univisión)

Adriana, ahora.

Ahora, seis años después, Diego Huerta fue entrevistado sobre el caso de Adriana y reveló que el descubrimiento fue fortuito: las fotografías ocurrieron gracias a un encuentro casual entre los dos en el mercado del pueblo de Copainalá en Chiapas. En palabras del fotógrafo, luego de estas fotos, él y la familia de Adriana han entablado amistad que ha trascendido gracias a las redes sociales.

Lo que nadie sabía sobre Adriana es que ella padece un problema de despigmentación; de ahí el color, como sulfato de cobre, de sus ojos. Como al parecer el síndrome de despigmentación no pone en peligro su vista ni su vida podría decir se trata de un afortunado desliz de la genética.

De todas formas, para muchos el caso de Adriana representó un pequeño paso para que México rompa los moldes racistas que aún dirigen su percepción de la belleza. Adriana continua con normalidad su vida en Chiapas sin que tenga un peso excesivo seguir siendo “la niña más bonita de México”.

 

 

 

Publicidad