¿Podría volver a nevar en la Ciudad de México?

Con la muy inesperada lluvia y la granizada que cayeron en la Ciudad de México el día de ayer, no pocos se preguntaron si esos eran los ingredientes faltantes para que nevara en el Valle de México. De que hacía frío, hacía frío… y húmedo.

La última vez que nevó en la ciudad, entonces oficialmente Distrito Federal, fue el 11 de enero de 1967. Ya por entonces la nieve era infrecuente en el valle pero no un evento improbable, como lo es ahora.

No es difícil sorprenderse con fotografías que se conservan de aquel entonces: nieve en San Ángel y Chapultepec, en Ciudad Universitaria y en Indios Verdes. En algunas zonas la nieve alcanzó una altura considerable y el Río de los Remedios terminó por desbordarse, por lo que se requirió que muchas familias fueran rescatadas. Mientras para muchas familias fue un inolvidable espectáculo natural, para otros fue una patada baja del clima. (Vía: El Universal)

Hay quienes ven con nostalgia la posibilidad de que una escena así se repita. Aunque a nosotros nos preocuparía la suerte de los que no tienen techo, aun cuando el gobierno de la Ciudad de México provee albergues especiales en estas fechas para la gente en situación de calle, caiga nieve o no.

“Hace semana y media la respuesta era casi imposible; ahora la respuesta cambió a improbable”.

La gran duda, sin embargo, sigue siendo si podría repetirse una escena así. Hace semana y media la respuesta era “casi imposible”; ahora la respuesta cambió a “improbable”.

Como explicó a Noticieros Televisa Jaime Albarrán del Sistema Meteorológico Nacional, la nieve requiere frío, sí, pero también mucha humedad, precipitaciones y viento. Esos últimos factores no se habían presentado en esta temporada.

Con la humedad y las lluvias recientes, eso situación ha cambiado, aunque no radicalmente. Sigue siendo muy improbable una nevada en la Ciudad de México pero ya no es simplemente impensable como hace una semana.