Dijo ser acuchillado por corte de pelo nazi pero se acuchilló él solito

Un hombre fue detenido por la policía de Colorado luego de que confesara haberle mentido a los oficiales: había dicho que lo acuchillaron por parecer neonazi, pero ahora confesó que se acuchilló él mismo accidentalmente.

Tómame una foto acá como que parezco neonazi

Según Joshua Witt, el accidentado de 26 años, estaba estacionando su automóvil para entrar a un restaurante cuando un joven afroamericano se le acercó acusándolo de ser neonazi mientras señalaba su corte de pelo que, a juzgar por las fotos, podrá ser muy hipster pero no neonazi. Y, claro, lo acuchilló por su corte de pelo. (Vía: AV Club)

Tal vez en otra ciudad le hubieran creído al pobre Joshua. Lo malo es que los policías dudaron de él desde el mero principio por un detalle: el incidente ocurrió en el condado de Sheridan, Colorado, que tiene una población de escasos 5 mil habitantes. Sí: cinco mil solitarios y únicos habitantes.

¿Ustedes creen que sería difícil encontrar al sospechoso de haber apuñalado a alguien en un pueblo con menos población que un bachillerato de la UNAM?

Para colmo, en Sheridan hay solo 180 afroamericanos. ¿Cuántos de estos afroamericanos registrados en el censo son jóvenes capaces de señalar a alguien como neonazi por su corte de pelo?

Su noticia se hizo viral a principios de la semana pasada, en medio de los jaloneos mediáticos por las manifestaciones de nazis de Charlottesville; más de uno habrá visto en la noticia el fiel reflejo de las palabras de Trump, que dijo que en las manifestaciones de Virginia “hubo violencia en ambos bandos”. Vía: The Denver Post)

Joshua Witt incluso alcanzó a subir un estado de Facebook donde narraba el supuesto ataque del que fue objeto. Sin embargo, ayer fue detenido por haberle mentido a la policía. (Vía: The Guardian)

Tómame una foto acá como que parezco arrepentido

Como imaginarán, le habrá tomado a la policía de Sheridan como 15 minutos entrevistar a todos los sospechosos y luego decidieron encarar al hombre quien, acorralado, admitió que se había accidentado él solo.

Los cargos que enfrenta ahora no son menores y podría enfrentar hasta un año de prisión y una multa de 2,600 dólares por mentirle a la policía (y por bruto).

La próxima vez que se acuchillen accidentalmente, mejor confiesen que son torpes.