NAICM podría acabar con lo que queda de la cuenca de Texcoco y CDMX

La Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS) alertó sobre los riesgos medioambientales que corre la cuenca de Texcoco y de CDMX con la construcción del Nuevo Aeropuerto de Ciudad de México (NAICM).

Estos científicos dudan del plan del gobierno federal que tiene como objetivo, preservar y mejorar el medio ambiente de la zona, ya que señalan que el proyecto está mal diseñado desde su origen, ya que pensar en un proyecto aeroportuario en el lago de Texcoco no es una buena idea debido a que a largo plazo se estaría perdiendo la última oportunidad de mantener los mantos acuíferos de CDMX y las zonas aledañas del Edomex.

Además, los poblados cercanos se encuentran en riesgo latente de inundaciones. De hecho, han observado que en los proyectos de reforestación se han introducido especies vegetales exóticas que podrían impactar al ecosistema.

En ese sentido, la organización de científicos acusa al gobierno federal de ser juez y parte en este proyecto, ya que todas las cuestiones relacionadas son aprobadas de manera unilateral. Al respecto, el doctor en ecología Fernando Córdova Tapia señaló: “se evalúan ellos mismos y es un conflicto de interés gravísimo que hace que el proyecto pase con las deficiencias existentes”.

Respecto al “Plan Maestro de Reforestación”, que busca evitar que se generen inundaciones, así como generar proyectos económicos sustentables en las comunidades aledañas, que demográficamente representan el 25% de la población del Estado de México, esta comunidad de científicos apunta que estos objetivos son difíciles de lograr ya que el 42% de la superficie de esa zona son cuerpos de agua.

De hecho, señalan que esta zona se está hundiendo 3 centímetros al año, así que aunque ahora drenen los excedentes de agua, en 10 o 15 años se volverá a presentar el problema por cuestiones climáticas y de composición del suelo. Además agregaron que la introducción de flora exótica puede volverse plaga y dañar a largo plazo el ecosistema; así que, según estos científicos es probable que lo que queda de la cuenca del Valle de México desaparezca a raíz de este proyecto. (Vía: Sin Embargo)