Moody’s mantiene calificación positiva después de la victoria de AMLO

Después de que se anunciara la contundente victoria de Andrés Manuel López Obrador en las elecciones del día de ayer, mucho se especuló sobre un posible entorno económico complicado en donde el tipo de cambio podría subir por encima de los 21 pesos por dólar, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores experimentaría una caída estrepitosa y habría una fuga de capitales del país por el entorno de incertidumbre.

Sin embargo, hasta el momento eso no se ha presentado un escenario apocalíptico, el tipo de cambio se ha mantenido oscilando entre los 19 y los 20 pesos por dólar, el IPC cayó 2.12% el día de hoy y hasta ahora no hay capitales saliendo del país. Es decir, hay un entorno de incertidumbre, pero nada fuera de la normalidad, en ese sentido, podemos decir que la victoria de Trump le pegó más a nuestra economía en el corto plazo que la de López Obrador hasta el momento.

De hecho, para la calificadora Moody’s, las perspectivas a corto plazo de la economía mexicana son favorables, por lo que ratificó la calificación de ‘A3’ para México, lo cual es favorable e inyecta un poco de certidumbre a nuestra economía.

En ese sentido, la calificadora con sede en Nueva York, dijo que no tomarán decisiones precipitadas y esperarán a que el nuevo gobierno de a conocer de manera más pormenorizada sus políticas públicas.

Asimismo señalaron que la incertidumbre que genera no es tan fuerte para cambiar la calificación soberana para nuestro país, ya que la economía mexicana lleva un impulso importante, el déficit fiscal se ha reducido y el aumento de los precios del petróleo podrían dinamizar las finanzas públicas.

Finalmente, respecto a los riesgos que observan en el próximo gobierno de López Obrador, la calificadora señaló que estos están principalmente en el sector petrolero y en la banca privada en el mediano plazo. En ese sentido, Moody’s señaló que pronto entregará sus perspectivas económicas de México en el mediano plazo. (Vía: El Financiero)