Mikel Arriola: ‘derechos humanos sí pueden ponerse a consulta’

Hay cosas tristes y penosas y luego, en un nivel superior, está escuchar hablar a Mikel Arriola, el pre candidato del PRI a la CDMX, que hizo mucho ruido en días pasados cuando dijo al cierre de su precampaña que estaba en contra de los matrimonios igualitarios.

En una entrevista por televisión, el designado por el Revolucionario Institucional hizo gala de su ignorancia a la hora de hablar de temas LGBT y refrendó su propuesta de poner a votación derechos, como si a toda la sociedad le tuviera que importar un pepino lo que hace dos personas.

El conductor, Beto Tavira le hizo preguntas más que pertinentes, como por ejemplo, la diferencia entre una persona travesti y una transexual, o el significado del acrónimo LGBT. Y Mikel no sabía; es decir, propone legislar lo que ya está legislado y lo que ignora de forma rampante.

Igualmente resultó muy ignorante en términos de crímenes de odio (una verdadera urgencia de la comunidad LGBT del la CDMX, a quienes piensa gobernar); tampoco resultó saber nada de nada sobre cómo el INEGI define una familia. Eso sí, alardeó de tener amigos ‘gay’.

A él no le importa que ignora tremendamente de qué se tratan los derechos humanos o cómo funcionan las leyes (y miren que eso estudió), aún así opina que puede someter a consulta los derechos de terceros.

Arriola dice que ‘hay que gobernar para todos’; lo interesante es que justamente gobernar para todos incluye permitir que dos personas del mismo sexo formen una familia, aun si otra persona está en desacuerdo, pues claramente su opinión viene al caso. Democracia es garantizar los derechos de las minorías.

mikel arriola cdmx pri gay matrimonio

Lo que sea de cada quien, sus declaraciones podrían atraer a votantes conservadores de la Ciudad de México. Difícilmente esto podría atraerle una victoria, pero bien podría revivir al PRI entre los sectores más reaccionarios de capital. La CDMX tiene legislaciones progresistas, pero eso no necesariamente indica que todos los habitantes las aplaudan.

Los derechos no están a votación bajo ninguna circunstancia pero, ojo, los sectores reaccionarios de la sociedad no necesariamente están de acuerdo con ese hecho jurídico.

Por: Redacción PA.