Patrulla Fronteriza de EEUU es atacada desde el lado mexicano

Cuatro sujetos no identificados dispararon a un bote de la Patrulla Fronteriza estadounidense
Patrulla Fronteriza estadounidense fue atacada por cuatro personas desde el lado mexicano del Río Bravo

Elementos de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos (Border Patrol) fueron atacados a balazos por un cuatro personas que se encontraban en el lado mexicano del Río Bravo. 

Los agentes de la Unidad de Infantería de Marina de la Estación de la Ciudad de Río Grande se encontraban revisando la zona sobre una lancha al momento del ataque. Ninguno de ellos fue herido, pero la lancha sí sufrió daños graves. Las autoridades ya se encuentran investigando el ataque.

Desde el barco alcanzaron a ver a cuatro personas disparándoles con armas automáticas. Se estima que la ráfaga fue de más de cincuenta disparos. El tiroteo ocurrió cerca de Fronton, Texas. (Vía: Excelsior)

La Secretaría de Relaciones Exteriores confirmó la agresión mediante Twitter. Declaran que lamentan la agresión armada que sucedió esta mañana realizada desde el lado mexicano. A su vez, celebran que ningún elemento haya resultado herido. 

Las autoridades mexicanas (Secretaría de Protección Ciudadana y Secretaría de Relaciones Exteriores) colaborarán en las investigaciones correspondientes con las autoridades estadounidenses.

El gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, apuntó que los hechos de carácter internacional tendrían que ser investigados por la Fiscalía General de la República. Insistió que se trata de un asunto estrictamente federal. (Vía: La Silla Rota)

Por su parte, ya se han desplegado elementos de la Policía Federal, del Ejército Mexicano y de la Policía Estatal para encontrar a los culpables.

La patrulla fronteriza estadounidense publicó el daño causado al bote registrado bajo el número 214517. Las imágenes muestran disparos en la zona lateral del “Riverine vessel” marino.

Ante el ataque, estadounidenses han reforzado sus posturas antimigratorias. La xenofobia y racismo encontrarán un piso en este ataque aislado. Las acciones perpetuadas desde la frontera mexicana por cuatro personas podrían tener efectos terribles para miles de latinos que intentan llegar a Estados Unidos.