Aún no se encuentran los padres de 545 niños separados en la frontera entre EE.UU. y México

"Eso es parte del curso de un sistema de inmigración sádico," dicen activistas
(Imagen: Cuartoscuro)

A pesar de la orden de un juez federal de que el gobierno reuniera a las familias que habían sido separadas en la frontera entre Estados Unidos y México bajo la política migratoria de “no tolerancia” de la administración Trump, aún no se puede encontrar a los padres de 545 niños

De acuerdo con un documento judicial presentado el martes 20 de octubre por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos y la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés), hay 545 niños y niñas que aún no se han reencontrado con sus padres y madres.

“La administración Trump arrancó a 545 niños de sus padres, mintió al respecto y luego los perdió de vista cuando los dejaron en peligro. Eso es parte del curso de un sistema de inmigración sádico ,” dijo Paola Luisi, directora de la coalición de casi 250 grupos, Families Belong Together, a The Guardian.

Miles de familias fueron separadas bajo la política migratoria antes de que la administración Trump pusiera fin a la práctica en 2018. La ACLU demandó con éxito al gobierno y obtuvo una orden judicial para reunir a las familias. Miles de padres, madres, hijas e hijos se reunieron en unas semanas.

Pero no todas.

Política de separación de familias inmigrantes

Alrededor de mil familias que habían sido separadas en un programa piloto en 2017 no estaban cubiertas por la orden judicial inicial. La reunificación de este grupo se ordenó solo el año pasado, por lo que el paso del tiempo ha dificultado la búsqueda de padres e hijos.

La separación familiar fue uno de los resultados más viscerales del despiadado asalto de la administración Trump al cruce ilegal de fronteras. El objetivo de la política migratoria de tolerancia cero era procesar penalmente a todos los migrantes que ingresaban a los Estados Unidos. Las consecuencias para sus familias, incluidos sus hijos, fueron irrelevantes.

“Lo que ha sucedido es terrible”, dice Lee Gelernt, subdirector del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes de la ACLU, quien ha estado liderando el litigio. “Algunos de estos niños eran solo bebés cuando fueron separados. Algunos de estos niños ahora pueden haber estado separados por más de la mitad de sus vidas. Casi toda su vida, no han estado con sus padres.”

La actualización sobre los esfuerzos de reunificación se presentó antes de una conferencia de estado programada para el jueves 22 de octubre en San Diego ante la jueza de distrito de los Estados Unidos, Dana Sabraw.

La presentación estima que se cree que dos tercios de los padres separados han regresado a sus países de origen. Los grupos no gubernamentales designados por el tribunal se han “involucrado en arduas y laboriosas búsquedas en el terreno de los padres en sus respectivos países de origen”. Pero esos esfuerzos se detuvieron por la pandemia de coronavirus y recién ahora se están reanudando de manera limitada.

Con información de The Guardian
Publicidad