Ex-miembros del Cártel de Sinaloa operan en EdoMéx como el cártel “Nuevo Imperio”

Dentro de las 400 organizaciones criminales (en 2007 sólo se tenían identificadas seis) que reconoce la fundación México Unido Contra la Delincuencia (MUCD) ahora debemos de sumar una más. Se trata de un grupo que se formó tras la fragmentación del Cártel de Sinaloa cuando su líder, Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera fue aprehendido por última vez: el cártel “Nuevo Imperio”.

https://twitter.com/FactorNoticia/status/919999895251050496

Francisco Torres Landa, secretario general de la MUCD, apunta que el origen de este nuevo cártel es:

parte de la fragmentación, de haber quitado las grandes cabezas, que lo único que crea es la dispersión de intereses y hasta pugnas por lograr mejores atributos en los distintos ámbitos geográfico. (vía: Sin Embargo)

Según el fiscal Alejandro Gómez, la intención del cártel es controlar el poniente de la Zona Metropolitana del Valle de México y para eso comenzaron a operar en Huixquilucan y Naucalpan, dos municipios circundantes del Estado de México.

El “Nuevo Imperio”, comenzó a tener presencia después de la detención de “El Quinceañero”, líder del Cártel de Sinaloa y está vinculado con al menos 13 asesinatos en esos dos municipios, además de varias narcomantas encontradas a lo largo de la zona, que fueron su carta de presentación para los demás cárteles que operan ahí. (vía: El Financiero)

Recientemente, fueron detenidos siete elementos del Nuevo Imperio, que fueron localizados con una gran variedad de armas largas y cortas, drogas, automóviles, teléfonos celulares, ropa táctica y hasta cartulinas con mensajes (no hay informes de tijeras con punta chatita o de crayones no tóxicos).

El grupo está liderado por un sujeto al que apodan “Comandante 7”, según lo que informan sus propias narcomantas, pero no se tiene información confirmada respecto a eso. (vía: El Universal)

La aparición de cada vez más grupos delictivos y armados en el Valle de México tira por el despeñadero la idea de que la CDMX y sus alrededores son zonas blindadas para el narcotráfico y sus grupos. Asimismo, que un cártel con un nombre tan paupérrimo se jacte de comenzar a controlar una zona tan cercana a la capital mexicana abre la duda de cuántos, y desde cuándo, son los cárteles que operan aquí, bajo qué condiciones y con la complacencia de quiénes.