¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Aparecen 9 cuerpos en Xalapa; Yunes dice que ‘no eran personas de bien’

Nueve cuerpos fueron encontrados dentro de una camioneta afuera de un fraccionamiento habitacional en Xalapa. Según informó el diario Reforma, dentro del vehículo había mensajes y amenazas contra los directivos de la Secretaría de Seguridad Pública del estado.

Sin investigación, evidencia o incluso sin que se hayan reconocido aún a las víctimas dentro del automóvil, el gobernador veracruzano, Miguel Ángel Yunes, dijo en medio de una conferencia de prensa, que “no eran personas de bien”. (Vía: Aristegui Noticias)

Yunes nunca ha hecho secreto su apoyo a las estrategias más sangrientas y  fallidas del calderonato: el emplear fuerzas armadas para “destruir” al crimen organizado de su estado  y “pacificar” una de las regiones más conflictivas del país.

El principal problema de estrategias como la de Yunes y Calderón no es, sólo, que no sirvan de nada, sino que se instauran en el lenguaje: “nosotros” los buenos, los legales y los seres humanos contra “ellos”, los malos, monstruos y criminales. Lamentablemente, tal como lo han demostrado las estadísticas en estos casi 12 años de “guerra” contra el narco, nunca se ha tratado de unos contra otros.

En medio de los dos hay cientos de personas que están en el lugar equivocado, que confían en la autoridad equivocada o que tienen el muy equivocado oficio de informar sobre lo que ocurre. Cientos de víctimas (si no es que miles) en Allende, Coahuila, las decenas de periodistas asesinados y miles de desaparecidos y desplazados han sido resultado “colateral” de estos enfrentamientos.

Los datos, para gente como Miguel Ángel Yunes, no importan. Esos 9 no eran “personas de bien” y por eso murieron. Mientras, el gobernador anunció que otro operativo conjunto cubrirá su estado. (Vía: Animal Político)

Yunes entró al gobierno veracruzano prometiendo que reduciría la violencia y que llevaría a Javier Duarte a la cárcel. Nadie sabe cuál ha sido su papel en lo segundo,  pero definitivamente está fallando en lo primero.